Arcoíris de Rubí. Bandera del Orgullo LGBTI cumple 40 años

Gilbert Baker, reconocido activista LGBTI y diseñador estadounidense, fallecido el año pasado, creó la célebre bandera de arcoíris que identifica nuestras luchas y nuestra diversidad, inspirado por el tema ‘Over the rainbow’ de la película ‘El mago de Oz’, para las festividades del orgullo de junio de 1978, y que actualmente se replican en todo el mundo.

Este mes de junio del 2018, celebramos el Día Internacional del Orgullo LGTBI y, aunque se dirá que, en el Perú, no hay motivos para celebrar, pues nuestros derechos no son puestos en agenda por un congreso extremadamente homofóbico, lesbofóbico y transfóbico, lo cierto es que nuestras ganas de marchar bailando, caminar gritando, correr disfrutando de nuestra diversidad, no nos la quita nadie. Nuestro amor y solidaridad es más grande que el odio y arreglos bajo la mesa, de grupos políticos, sembradores de odio, que se hunden en su propia hipocresía enclosetada.

Es justo, esta bandera de arcoíris, que ahora cumple 40 años, que nos recuerda la inspiración de Gilbert, al querer crear un emblema de esperanza y libertad para reemplazar el triángulo rosa con el que el nacismo nos identificó. Actualmente existen más de una docena de banderas y emblemas que representan diversas formas de sexualidades e identidades, y que nos recuerdan que nuestras batallas por el reconocimiento de nuestros derechos avanzan en el mundo, y nadie las detiene.

Justamente en la reciente reunión que tuvimos en Lima, varias activistas de Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia, rescatamos la importancia de la interseccionalidad de nuestras luchas. Y en efecto, que más preciso momento para recordar que este Día del Orgullo, se origina en StoneWall, y existe gracias a una mujer, negra, trans, que era trabajadora sexual, y que le arrojó un ladrillo a un policía; y comenzó un motín contra la violencia policial en Estados Unidos en 1969. Esa mujer se llamaba Marsha P. Johnson. La valentía de esta hermana trans nos llama a reflexionar que nuestra agenda es diversa, y que estos avances no son iguales para todas.

Este Día del orgullo, sigamos celebrando lo ganado, sigamos luchando por lo pendiente, sigamos diciéndole a nuestra sociedad y a nuestro país, que nuestros emblemas y banderas seguirán cumpliendo más bodas de Rubí, y que nuestro amor y fuerza siempre estarán aquí, buscando un mundo más solidario.

George Hale
Director Financiero
Promsex