Fábulas y realidades respecto del debut sexual

Vírgenes en extinción

Un zoom al debut sexual de los jóvenes. ¿la virginidad ha pasado de moda? ¿te arrepientes de tu primera vez? Lee primero, luego contesta

Por: Paula Pino

Karla M. (24) no se hace “paltas”. Tuvo su primera relación sexual a los 16 años con su primer enamorado. Fue por curiosidad —dice— y, aunque deseaba llegar virgen al matrimonio, aceptó que ocurriera. “Se dio el momento. Después he tenido mejores experiencias, pero no me arrepiento de la primera”, cuenta Karla.

Si bien con la abundancia de información sobre sexo la virginidad ha perdido significación para un gran segmento juvenil, hay otro grupo que ve con ojos conservadores la iniciación sexual, y un tercero que cree que la virginidad se define con una experiencia íntima antes que con la penetración o el rompimiento del himen.

Hay cifras de Inppares que trazan el panorama: un estudio de la Universidad Cayetano Heredia (2005) en Lima, Huancayo e Iquitos reporta que el inicio sexual, en promedio, es a los 16 (mujeres) y 15 años (hombres). Según este informe, 93% de las mujeres y 52% de los varones dicen haberse iniciado sexualmente con “el (la) enamorado (a)” (o sea, relaciones sexuales voluntarias).

El estudio señala también que 54,9% de mujeres y 49,8% de varones tuvieron relaciones “porque ambos querían”. El 9,5% (mujeres) y 22,5% (hombres) lo hicieron “porque yo quería”; mientras el 34,7 % (mujeres) y 32,2% (hombres) afirma que “no fue planeado”.

Para el sociólogo Federico Tong, la primera relación sexual sigue siendo importante más allá del contexto de liberalidad y menor restricción. “El descubrimiento de la sexualidad juvenil se da a través de esta “primera vez”, que es importante en la construcción de la identidad juvenil”.

Está entonces el sector de los que creen que la virginidad pesa y el sector de los que no. La psicóloga y asesora en sexualidad y salud reproductiva de Apropo, Trixsi Vargas, cuenta que hay chicas que confiesan que tras terminar con el enamorado con el que tuvieron su “primera vez” dejaron de tener relaciones porque pensaron que el himen volvería a regenerarse. “Si hay preocupaciones de ese tipo es porque el tema importa”, dice .

SEXO COMPRO, SEXO VENDO
Para Federico Tong, no es malo que haya abundante información en torno al sexo. Él sostiene que contar con una adecuada data logra prácticas responsables y de mayor calidad. “Nadie puede controlar la iniciación sexual. Depende del joven y de sus circunstancias”, puntualiza.

El psicólogo Luis Venegas, en cambio, sí cree que la cultura de la globalización impacta en la sexualidad, ya que por el intercambio de realidades culturales los jóvenes imitan lo que hacen sus artistas favoritos (el caso de Britney Spears, quien aireó y pregonó una falsa virginidad, es memorable).

AQUELLOS TIEMPOS
¿Es un problema ser virgen? Para Tong es una problemática de cada generación, y en el caso de las chicas el asunto parece dominado.

“Hay adolescentes que se “rotan” a los chicos. Hay cuatro chicas a las que les gusta el mismo chico y se ponen de acuerdo para compartirlo”, asegura.

Trixsi Vargas considera que la virginidad siempre se relacionó con la mujer, ya que en el varón no se podía probar. Antes, dice, la sexualidad femenina estaba relacionada con el matrimonio y la reproducción. “En cambio para el hombre superar la virginidad era una forma de revalorizar su condición de macho”.

Con respecto a la presión social por la iniciación sexual, Tong recuerda que antes, a los 14 años, un padre creía resolver el tema para su hijo en un burdel: “Te iniciabas con alguien interesada en acabar pronto, que no enseñaba mucho y que generaba complejos”.

Él cree que ahora hay un cambio de roles: “Ha desaparecido el discurso centrado en la genitalidad. Veo una actitud más activa en las chicas y una más sensible en los chicos”.

AHÍ ESTÁ EL DETALLE
Para Trixsi Vargas la virginidad se refiere a la pérdida del himen (mujeres) y a la primera penetración (hombres). “Por eso es que hay tanto sexo anal entre las jóvenes que quieren conservar la virginidad”, apunta. (Una entrevistada, Luisa M. [26], lo corrobora: “Mi primera vez fue así. Estaba convencida de que seguía siendo virgen hasta que sangré”).

Para Tong, sin embargo, la virginidad “tiene que ver con el contacto carnal sexual, que puede tener dosis de afecto o no”.

Queda claro, pues, que estos son otros tiempos, y que, mitos aparte, la primera vez todavía conserva (para ellos y ellas) esa connotación emocional que algunos preferirían negar.

FORO WEB
“Fue placentera, pero no lo hice por amor, sino por curiosidad, porque mis amigas de trabajo hablaban a cada rato de sexo”.
SOFÍA

“A los 14 años fui a un prostíbulo con una meretriz que no satisfizo mis expectativas. No fue traumático, pero recomiendo no acudir por la presión de los amigos”.
JUAN

“Yo me estrené recién a los 27 años porque quería llegar “piticlín” al matrimonio. Pero en una reunión con alcohol mis amigos llamaron “prostis” y la experiencia fue “malaza””.
MICHAEL

“Yo tenía 17, él 19. Estábamos nerviosos, pero impacientes por probar algo nuevo. Duramos casi cuatro años. Al final uno es quien decide a quién recordar”.
ANDREA

“Tengo 30 y aún soy virgen. Con el paso del tiempo una se vuelve más exigente y no es que no haya tenido oportunidades, pero no he encontrado a alguien que valga la pena”.
BLUE

“Lo hice por curiosidad y para que mi enamorado no me dejara, pero eso acabó por separarnos. Yo tengo una vida sexual activa, pero sigo siendo “virgen”, porque no encuentro la experiencia ideal”.
VANESSA

“Fue a los 17 y ahora que tengo 27 me parece tan distante. Tenía la idea de algo más sincero y creo que el pata solo quiso llevarme a la cama. Si tuviese la oportunidad de retroceder, no lo haría con él”.
LALIS

¿Si tienes entre 18 y 28 años, cuál es tu posición respecto de la virginidad?
De 3.940 participantes. Los resultados hasta ahora son:

– Perderla en el matrimonio 18% (704)

– Perderla con mi pareja formal 62% (2.454)

– Perderla con una pareja eventual 17% (667)

– No perderla 3% (115)

Fuente: elcomecio.com.pe

1 comentario
  1. Carlos Pereda Dice:

    Un hombre respeta y ama mucho a una virgen y se esforzara en oirla y cumplir sus sueños.La no virgen no motiva al hombre a nada es una atraccion solo carnal y conveniente.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *