Reparación a las víctimas de esterilizaciones forzadas: Tarea para PPK

Reparación a las víctimas de esterilizaciones forzadas: Tarea para PPK Imagen tomada de http://noticiasser.pe/

La situación de las víctimas de esterilizaciones forzadas volvió a ser tratada en la reciente campaña electoral. Los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta se refirieron a esta situación. Keiko Fujimori respondió a una pregunta sobre el tema en su comentada presentación en la Universidad de Harvard y volvió a referirse al mismo en su alocución final en el debate entre candidatos presidenciales de primera vuelta. Pedro Pablo Kuczynski mencionó el asunto como crítica a su contendora en diversas intervenciones públicas. Durante la segunda vuelta, además, Mercedes Araoz, entonces candidata a la segunda vicepresidencia, se reunió con Esperanza Huayama, dirigente de la Asociación de Mujeres de Huancabamba y de la Asociación Nacional de Mujeres Afectadas por Esterilizaciones Forzadas.

El gobierno saliente declaró, en noviembre del año pasado, “de interés nacional la atención prioritaria de víctimas de esterilizaciones forzadas producidas entre 1995-2001”, creando el Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas (REVIESFO) y definiendo algunas medidas de atención específicas para esta población. Esta decisión constituye un primer reconocimiento del Estado sobre la vulneración de derechos sufrida por estas ciudadanas peruanas. Dicho Registro está ya en funcionamiento bajo la conducción del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Por su parte, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables definió lineamientos específicos para la atención de estas víctimas en los Centros Emergencia Mujer.

Estando cerca del inicio del nuevo período gubernamental, conviene recordar los compromisos de campaña y demandar su cumplimiento a las nuevas autoridades, partiendo de los avances antes referidos. Desde el Grupo de Seguimiento a las Reparaciones a Víctimas de Esterilizaciones Forzadas (GREF), colectivo que agrupa a organizaciones de víctimas, instituciones, colectivos sociales y profesionales en forma individual, y escuchando las voces y demandas de las mujeres afectadas, recordamos las tareas que aún están pendientes.

  1. Al ubicar el registro bajo responsabilidad del sistema estatal de defensa pública, se subordina la reparación del daño ocasionado a una decisión judicial. Sin embargo, las reparaciones a estas víctimas no deben depender de una decisión judicial, sino se deben asumir como una política pública independiente. El deber de atención ya reconocido por el Estado debe completarse con el reconocimiento del deber de reparar. Atender implica movilizar programas estatales existentes al servicio de las víctimas; reparar demanda un reconocimiento de responsabilidades por parte del Estado, así como la implementación de medidas integrales orientadas a garantizar los derechos de la población afectada (satisfacción, rehabilitación, restitución, indemnización y garantías de no repetición).
  2. La definición de un programa de reparaciones para las víctimas de esterilizaciones forzadas debe ser concertada con las propias afectadas y sus organizaciones.
  3. Es necesario efectuar una revisión sobre la primera etapa de implementación del REVIESFO a fin de verificar si está cumpliendo con su función de identificar a las personas afectadas. En particular conviene evaluar: (i) la accesibilidad, especialmente de mujeres que viven en comunidades rurales andinas y amazónicas; (ii) la capacitación y habilidades de los registradores para tratar con personas afectadas; (iii) la correcta aplicación del principio de buena fe y de las disposiciones que ubican la carga de la prueba en el Estado y no en las víctimas; (iv) el presupuesto asignado para una adecuada implementación del REVIESFO.
  4. Un aspecto central a atender es la necesidad de contar con profesionales capacitados y especializados en el tema y en la atención a las personas afectadas, características no siempre presentes en quienes tienen la responsabilidad de brindar servicios de defensa jurídica.
  5. Por último, se requiere promover espacios de diálogo e intercambio con las organizaciones de víctimas, a fin de atender sus planteamientos en materia de registro, atención, verdad y reparación.

Nota del autor. Este texto está basado en un documento del Grupo de Seguimiento a las Reparaciones a Víctimas de Esterilizaciones Forzadas (GREF).

Tomado de NoticiasSER

awesome comments!
Visto 903 veces