Promsex

Promsex

Somos Joomla - Centro de Capacitacion y Desarrollo Web

URL del sitio web: http://www.joomlart.com/
Write on Lunes, 06 Abril 2009

Víctimas de la violencia

Por: Pilar Aguilar*

El acto de los hombres de dar muerte a “sus” mujeres no fue siempre un delito. Era no solo un derecho, sino incluso un deber. Lavar con sangre la honra manchada con el adulterio.

En los países musulmanes, en los que rige la cultura del honor, “un crimen de honor” no es un crimen en el sentido penal, sino un castigo que corresponde a una conducta que ofende el honor familiar, de la que la mujer es depositaria. En Afganistán, Jordania, Yemen, Egipto, Pakistán y Nigeria las mujeres son castigadas con la muerte por perder la virginidad antes del matrimonio, ser infieles o haber sido violadas. Es un acto disciplinador, regulado, que no tiene el carácter de transgresión que tiene para nosotros. La lapidación hasta la muerte es una forma legal de castigo por adulterio en Afganistán, Irán, Nigeria, Pakistán, Sudán, y los Emiratos Árabes Unidos.

La mayoría de las legislaciones medievales también otorgaban al marido derecho a matar. El poder paterno y la autoridad marital iban de la mano. El padre-patriarca tenía el derecho absoluto de juzgar y castigar incluso con la muerte. Estos poderes fueron atenuados en Grecia, acentuados en Roma y según Badinter tuvieron un freno con el mensaje de Cristo que elevó la condición de la mujer, pero fue traicionado por apóstoles y teólogos.

Las leyes españolas del medioevo que se aplicaron en sus colonias siguieron la tradición. El honor jugó un papel preponderante.

Hasta la República, la pena para el marido que asesinaba a una mujer adúltera era solo de destierro. Desde 1863 hasta 1924 la pena fue de tres años. En nuestro sistema penal moderno, la figura se ha ido desligando de la honra, convirtiéndose en un crimen de emoción. Ya no se exime de pena el criminal pero la emoción pasional le atenúa la culpa y le reduce la pena.

El deber de obediencia de las mujeres casadas a sus maridos, que no era solo una costumbre, sino una norma expresa, estuvo vigente en el Perú hasta 1936 y en España hasta 1975. Al deber de obediencia le correspondía un deber de corrección que el esposo aplicaba siempre que la conducta de la mujer no se ajustara a los patrones vigentes.

El uxoricidio (la muerte causada a la mujer por el marido) y el castigo físico no son más legales, pero siguen siendo prácticas consentidas e impunes. Aún hoy está regulada la corrección que incluye el castigo físico a los niños como derecho de los padres.

El pasado en materia de sexo y roles es demasiado reciente. Sesenta años no son nada en términos históricos. Somos herederos de miles de años de este pasado del que hablamos y que todavía está entre nosotros.

Las ideas de la igualdad entre los sexos son frágiles y precarias y los residuos de ese pasado aún están en actividad. La violencia y la muerte de miles de mujeres cada día en el mundo lo demuestran.

Lo nuevo y lo antiguo en materia de lugares en la sociedad para hombres y mujeres conviven en un campo de tensión y de conflicto entre un sistema que da tal vez los estertores finales y la cultura de la igualdad pugnando por imponerse. En palabras de Derrida, un sistema que es a la vez arcaico, moderno y posmoderno.

El tránsito de lo arcaico a lo moderno en esta materia debe entenderse como un proceso dinámico en el que hay componentes de la sociedad que actúan como agentes de cambio y otros como obstáculos del mismo.

La persistencia de la ideología de la superioridad masculina y de la violencia contra las mujeres, no obstante la decente legislación que podemos exhibir, pone al descubierto la necesidad de trabajar no solo en el ámbito de los derechos sino, sobre todo, en el de la cultura.

* INSTITUTO DE DEFENSA LEGAL

Fuente: elcomercio.com.pe

Write on Viernes, 20 Marzo 2009

Nosotras niñas, mujeres y lesbianas Feministas Autónomas convocadas en el Encuentro Feminista Autónomo: haciendo comunidad en la Casa de las Diferencias, desde la rebeldía, la radicalidad y el gozo por las apuestas políticas que el feminismo ha aportado a nuestras vidas y a la construcción de comunidades de mujeres, le hacemos frente al clasismo, al racismo, al sexismo, a la colonización de nuestros cuerpos y de nuestra sexualidad. Por todo eso es que afirmamos nuestras posturas políticas:

Reconocemos a los encuentros feministas como ejercicios de radicalidad desde la complicidad entre mujeres, desde nuestros cuerpos, vidas y conciencias, lo cual implica existir sin ningún tipo de concesiones.

A casi 30 años de feminismo Latinoamericano y Caribeño y once encuentros feministas, es una oportunidad para reflexionar sobre el hacer político y la construcción ética de nuestro movimiento. Los encuentros feministas históricamente han sido y deben seguir siendo espacios construidos y defendidos por y para las mujeres, para debatir, intercambiar, convocar, denunciar, edificar alianzas, defender nuestros derechos, alimentar nuestras utopías y expresar la multiplicidad de nuestras visiones.

Organizar un encuentro feminista en sí mismo, significa un ejercicio político de nuestra ética y autonomía feminista, sin embargo, la organización de este décimo primer encuentro feminista se ha convertido en un espacio que refuerza a las instituciones patriarcales, vaciando y mercantilizando el contenido de las propuestas feministas, ejerciendo un discurso legitimador de prácticas opresoras para las mujeres.

El mal uso del mayor presupuesto de la historia de los encuentros, es un insulto ante la pobreza de las mujeres de la región, una expresión de ello son los salarios exorbitantes para la organización de dicho evento sacrificando las becas para la participación de un mayor número de compañeras.

El ocultamiento y retraso de la información así como la falta de transparencia en el uso de los recursos económicos pueden llevar a prácticas corruptas. Es indispensable entonces, contar con una obligatoria y permanente transparencia sobre los recursos obtenidos. Esa transparencia debió de ser antes y durante y debe realizarse al finalizar cada encuentro feminista. Proponemos esto como un principio fundamental y rector de nuestra ética política.

Las decisiones por mayoría, levantando la mano solamente, votando como en la falacia de las democracias burguesas, ocultan lógicas patriarcales, niegan las reflexiones que reconocen las diferencias en las ideas.

Compañeras afrodescendientes, indígenas, lesbianas, pobladoras, que no tienen acceso al Internet o que no pertenecen a las redes tecnócratas, no han podido acceder a información ni a becas, en cambio se privilegia a los nuevos sujetos del feminismo y a quienes gozan de las prerrogativas de la sociedad neoliberal.

Los ejes temáticos no han sido decididos por las bases feministas, si no por las políticas emanadas de organismos trasnacionales que responden a intereses económicos propios y de los grandes capitales, ajenos a las necesidades y propuestas del feminismo latinoamericano.

La complicidad con un gobierno de seudo izquierda y persecutor es un dato más en todo esto.

Nosotras soñamos y hacemos un feminismo horizontal, que ejercite mínimos comunes, alejados de las lógicas clasistas, racistas, heterocentristas e institucionales. No queremos un feminismo vaciado de contenido político crítico que se esconde en la categoría de género cuyo complicidad con el capitalismo neoliberal pretende controlar y definir nuestros espacios políticos, nuestros apuestas feministas, nuestros cuerpos, vidas y conciencias.

Queremos finalmente saludar a todas las feministas latinoamericanas y caribeñas que han venido con ilusión y buena fe. Las alentamos a ser parte de un feminismo crítico y contrahegemónico.

Desde la radicalidad y la autonomía, otro feminismo es posible.

Encuentro Feminista Autónomo
Marzo 2009, México, DF

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
http://feministasautonomasenlucha.blogspot.com/
Publicado por Rumbo al encuentro Feminista Autónomo en 23:56
Etiquetas: Declaraciones

Write on Viernes, 03 Abril 2009

erca del 50% de las personas que desaparecen cada año de sus hogares en Perú son adolescentes cuyas edades van de 12 a 17 años, quienes huyen mayormente por violencia familiar o con sus parejas sentimentales.

Según la División de Investigación de Personas Desaparecidas de la Policía Nacional, el 80% de los adolescentes que salieron de su hogar lo hicieron para dejar atrás la violencia familiar, mientras que el 65% decidió vivir con sus enamorados o enamoradas.

El coronel José Luis Langle, jefe de esa división policial, informó que desde el año 2005 a la fecha se han reportados 10,810 peruanos desparecidos de los cuales 5, 352 son menores de edad.

De ese total, señaló que el 85% de los casos logra ser resuelto y las personas ubicadas. Sin embargo, existe un margen de 3% a 4% -unas 400 personas- que nunca más aparecen.

En lo que va del año, indicó Langle, ya hay 257 denuncias de desaparición de personas, de las cuales el 45% son adolescentes.

“Hay muchas instituciones comprometidas en el trabajo de ubicar a personas desaparecidas. Además de la Policía están entidades como Peruanos Desaparecidos y los propios medios de prensa que ayudan mucho en este objetivo”, señaló.

Los distritos de Lima donde se registra la mayor cantidad de personas desaparecidas son San Juan de Lurigancho, Villa María del Triunfo, San Martín de Porres, Comas y Rímac.

De acuerdo a un estudio realizado por la ONG Capital Humano y Social Alternativo, la mayor cantidad de personas desaparecidas en el Perú son mujeres.

En el año 2007 fueron el 67.22%; en el 2008 el 59%, y en lo que va del año el 57%.

Además, mientras el 83% de los varones teme huir de sus casas por miedo a sufrir algún daño, el 46% de las mujeres está dispuesta a asumir ese riesgo.
(Con información de Andina)

Fuente: larepublica.pe

Write on Martes, 05 Agosto 2008

Por primera vez presidentes de la Corte Suprema y de la Corte Superior de Lima usaron expresión "Día del Juez y de la Jueza" en ceremonias por el día de los magistrados y magistradas.

"Hoy es el Día del Juez y de la Jueza..." dijeron el lunes 4 de agosto los doctores Francisco Távara, presidente de la Corte Suprema, y César Vega Vega, presidente de la Corte Superior de Lima, en las ceremonias con que celbraron su día magistrados y magistradas, y con ello una tradición de 37 años.

En efecto, desde que el ex presidente Juan Velasco Alvaro emitiera el Decreto Ley 18918 en 1971 designado el 4 de agosto como "Día del Juez" se ha usado esa expresión, olvidando y discriminando a más de 650 mujeres que realizan las mismas labores que los jueces en el Poder Judicial.

La mención que se hizo en las ceremonias del 4 de agosto obedece a que un grupo de magistradas decidieron este año recordar a las máximas autoridades judiciales que ellas existen y por lo tanto debe conmemorarse el "Día del Juez y de la Jueza".

La semana pasada las juezas hicieron llegar una carta al despacho del presidente de la Corte Superior de Lima para que se cumpla al mandato de no discriminación señalado expresamente en la Constitución y en las leyes 24310 y 28983. Las juezas pidieron se tomen las medidas correctivas ante la discriminación de que han venido siendo objeto.

En entrevista en RPP el presidente de la Corte Suprema detalló que el pedido que le hicieron llegar las magistradas le pareció atendible y por ello dijo hasta cuatro veces "Día del Juez y de la Jueza" en la ceremonia que presidió el pasado lunes en el Palacio de Justicia.

No discriminación

Si bien en 1971 no había leyes contra la discriminación, éstas se dieron posteriormente, por lo que la expresión "Día del Juez" debe corregirse, señalaron las magistradas. La ley 24310, en su artículo 1 señala que "la denominación de todo... oficio, función pública, cargo, empleo y otro actividad ocupacional o laboral, cualquiera sea su origen o nivel, será expresada cuando corresponda a la mujer, en género femenino.".

En tanto la ley 28983, Ley de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, en su artículo 4 inciso 3, indica que es rol del Estado peruano "incorporar y promover el uso de lenguaje inclusivo en todas las comunicaciones escritas y documentos que se elaboren en todas las instancias y niveles de gobierno".

Sólo son el 32%

En los últimos 6 años, según la investigación "Situación de las mujeres al interior de la administración peruana de justicia: un diagnóstico preliminar", realizado por DEMUS, la participacón de las mujeres magistradas en el Poder Judicial se ha incrementado, pero esto no se ha reflejado en una mayor representación frente a lo magistrados.

Si bien en el Perú existen cada vez más magistradas mujeres, el Poder Judicial sigue siendo un espacio mayoritariamente masculino, ya que ellas representan solo el 32.5% de la totalidad de magistrad@s. Además, se trata de un espacio en el que se da una segregación vertical y horizontal de las mujeres: la mayoría de las mujeres se encuentran en los espacios de menor jerarquía, y se desempeñan en materias vinculadas históricamente con lo femenino como el derecho de familia. En el Perú solo contamos con una vocal suprema titular: la Dra. Elcira Vásquez.

Lima, 05 de Agosto del 2008
DEMUS, Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer
Jr. Caracas 2624 - Jesús María
www.demus.org.pe
463*1236 - 463-8515

Write on Martes, 24 Junio 2008

Una vez más, celebramos la Revuelta de Stonewall... Aquellos 3 días de rebeldía  y  resistencia  ante  la  prepotencia   policial  neoyorquina,  que personalizaba,   de  alguna  manera,  el  control  social,  el  rechazo,  la discriminación  y  la homofobia en el abuso del poder institucionalizado... Rebeldía que como reguero de pólvora se encendió, casi al unísono, en todo el mundo reclamando libertad, dignidad, respeto e igualdad...

Siempre hemos creído que ese fue un hito "gay", y pensamos que lo lideraron los  varones  homosexuales  junto a lesbianas y travestis... pero no!!!, no fue  así.  Es injusto leer la historia de esta manera. Aquellos días de rebeldía comenzaron con el taco de una travesti, empuñado y decidido a defender el orgullo de ser quienes somos. Nuestras compañeras travestis!!!.  A las que no siempre respetamos y valoramos como se merecen.  A las que dejamos, muchas veces, solas en su lucha propia. Pues bien, demos gracias a las travestis por su fuerza, por tomar la delantera en esta lucha, que ha traído logros, muchos logros para gays y lesbianas, logros que no siempre las han alcanzado a ellas mismas.

Han pasado 39 años de aquellos 27, 28 y 29 de junio de 1969... Fecha que nos levantó  del  sepulcro  en  el que quisieron enterrarnos por casi 34 años, cuando el  mundo  era  otro  y  dominaban los nazis y su locura.  Cuando a mujeres  lesbianas, travestis, varones gays y trabajadoras del sexo, junto a  judías  y  judíos,  gitanas  y  gitanos,  y  militantes  de  izquierda eran perseguidos, encarcelados y torturados, de la manera más atroz que el mundo pudo conocer.

Recordamos además en este día, a Jacqueline, persona travesti de la que hoy se cumplen dos años de su fallecimiento en el Hospital Maciel. Jacqueline tenía sida y estaba internada por una complicación grave.

Falleció cuando le iban a dar el alta como un acto de discriminación a una persona que estaba en situación de calle.

Puede considerarse significativo que su muerte solitaria haya ocurrido el día de STONEWALL.

Es una persona que en el día de hoy concentra en si, todos los DD.HH, un llamado a trabajar por tantas personas anónimas, cuya existencia es una constante lucha contra la discriminación. Recordemos además que la HOMOFOBIA, la DISCRIMINACIÓN y el ESTIGMA, son el caldo de cultivo del sida. Resume asimismo toda la violencia de género que la sociedad ejerce en su conjunto. No tuvo derecho a la salud porque tuvo que prostituirse, y no tuvo derecho a morir dignamente por la misma razón. Su nombre, es para recordar cuando hablemos de Género.

Write on Miércoles, 28 Mayo 2008

LAS POLÍTICAS PÚBLICAS EN SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA NO PROTEGEN EL DERECHO A LA VIDA Y LA SALUD DE LAS MUJERES PERUANAS
Las organizaciones y asociaciones de la sociedad civil de las distintas regiones del país expresamos nuestra profunda preocupación por las deficiencias observadas tanto en la Gestión de los Programas de Salud Sexual y Reproductiva como en la provisión de estos servicios, sobre todo de aquellos que atienden a las mujeres rurales y más pobres del país, lo que se evidencia con:

  • Desabastecimiento de métodos anticonceptivos y falta de disponibilidad de la variedad completa de los mismos, incluida la anticoncepción oral de emergencia.
  • Deficiente calidad de atención en los servicios brindados por el SIS (Seguro Integral de Salud).
  • Desconocimiento de las autoridades y personal de salud, así como falta de implementación de la normatividad que garantiza el respeto de la decisión de las mujeres para la posición del parto.
  • Desconocimiento de la normatividad y barreras culturales del personal de salud para ofrecer información, educación y servicios en salud sexual y reproductiva para las y los adolescentes.
  • Ausencia de protocolos de atención del aborto legal en el país.

Esta realidad ha sido reportada también en el último informe difundido por la Defensoría del Pueblo sobre los avances en la implementación de la Ley de Igualdad de oportunidades.

Todo lo anterior se refleja en la persistencia de altas cifras de embarazo adolescente, brechas de fecundidad urbano/rurales, abortos clandestinos e inseguros con sus secuelas, en las cifras de mortalidad materna que difícilmente disminuirán para alcanzar las metas del milenio a las que el Estado peruano se ha comprometido para el año 2015 con la comunidad internacional.

Las organizaciones abajo firmantes demandamos al Ministerio de Salud, al Poder Legislativo, a los gobiernos regionales y al Gobierno central lo siguiente:

  • Asignación presupuestal y sostenibilidad para los programas de planificación familiar y salud sexual y reproductiva.
  • Garantizar la calidad de servicios y atenciones del SIS así como el adecuado equipamiento y provisión de insumos para la atención de la salud materna y peri-natal.
  • Implementación y equipamiento de los servicios diferenciados para adolescentes.
  • Urgente aprobación y vigencia de un Protocolo Nacional de Atención del Aborto Terapéutico.
  • Debate y aprobación por el Congreso del proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva.
  • Debate y modificación de la Ley 28704 que sanciona sin distinción las relaciones sexuales consentidas de las y los adolescentes.

Las mujeres del Perú de mandamos un Estado que garantice decisiones libres e informadas en lo concerniente a nuestra sexualidad y capacidad reproductiva, servicios de salud accesibles y políticas públicas que protejan nuestros derechos sexuales y reproductivos.

¡Sin libertad de decidir y sin acceso con equidad no hay democracia para las mujeres!

Mesa de Vigilancia Ciudadana de los Derechos Sexuales y Reproductivos

Movimiento Manuela Ramos - Centro de Promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX) - Instituto Peruano de Paternidad Responsable (INPPARES) – Centro de la Mujer Peruana Flora Tristan – Apoyo a Programas de Población (APROPO) – Centro de Investigación y Promoción Popular (CENDIPP)- Centro de Estudios Sociales y Publicaciones (CESIP) – Pathfinder International - Instituto de Estudios en Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano (IESSDH) – Fomento de la Vida (FOVIDA) -  Asociación Grupo de Trabajo Redes (AGTR) – REDESS Jóvenes -  Asociación Peruana para la Prevención de Embarazos No Deseados (APPRENDE ) -  Organizaciones Sociales de Base que trabajan con la Mesa de Vigilancia de los Derechos Sexuales y Reproductivos-  Foro de la  Sociedad Civil en Salud  (ForoSalud) – Mesa de Vigilancia de Derechos Sexuales y Reproductivos del Foro Salud Ayacucho -  Mesa de Vigilancia de Derechos Sexuales y Reproductivos del Foro Salud Huancavelica   - Mesa de Vigilancia de Derechos Sexuales y Reproductivos del Foro Salud Ucayali

Write on Viernes, 25 Mayo 2007

Este 28 de mayo se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, y en muchas partes del mundo diversas organizaciones hacen un llamado para mejorar la salud de las mujeres y en especial la salud sexual y reproductiva, que en países como el Perú, hablan de discriminación y muerte.

En nuestro país, cada 8 horas muere una mujer por causas asociadas a la maternidad, un evento que debe ser celebratorio, se convierte en duelo y dolor.

Esta muerte innecesaria de mujeres, no es sólo un indicador del mal estado del sistema de salud de nuestro país, sino también del poco poder social y económico de las mujeres, las estadísticas nos hablan de discriminación e injusticia, las cifras más elevadas de muerte materna se dan entre las mujeres de menores recursos económicos, entre aquellas que viven en zonas rurales y que poseen menores oportunidades para lograr educación formal.

Es motivo para reflexionar sobre ¿porqué se mueren las mujeres?, las estadísticas nuevamente nos hablan de hemorragias, de hipertensión durante el embarazo, de infecciones, de abortos, entre otras. Lo cierto es que quizás la causa importante de muerte materna en nuestro país es el aborto, las y los proveedores de salud saben que detrás de estas hemorragias e infecciones están abortos realizados en condiciones clandestinas.

Ahora, ¿porqué abortamos las mujeres?, ¿nos gusta abortar?, ¿planificamos tener relaciones sexuales para luego abortar?, ¿somos asesinas?, pues la respuesta es NO. Las mujeres nos enfrentamos al aborto cuando se nos negó el acceso a métodos anticonceptivos, cuando nos falló el método que estábamos usando y no tuvimos acceso a la AOE, cuando nos violaron, cuando el feto tiene incompatibilidades con la vida, cuando este embarazo pone en riesgo nuestra salud o nuestra vida.

Hoy en día el respeto, goce y protección de los derechos humanos de las mujeres, entre ellos la salud, implica medidas concretas por parte del Estado, por ello es que no podemos entender porqué si el aborto terapéutico es legal en el Perú desde 1924, aún muchas mujeres se ven forzadas a salvar sus vidas de manera clandestina en vez de acceder a servicios seguros y legales.

El Ministerio de Salud nos tiene a la espera de emitir un protocolo nacional que regule el aborto terapéutico que es legal hace más de 80 años. Desde el año 2006 tiene en sus manos una propuesta de protocolo que regula aspectos administrativos y médicos, que fue elaborado por una comisión consultiva convocada por ellos mismos, donde participaron profesionales de la medicina, derechos, obstetricia y psicología.

¿Cuántos años más tenemos que seguir esperando?, o ¿es que la salud y la vida de las mujeres vale poco o nada?, ésta es la pregunta que le hacemos al Ministro Vallejos, que ahora propone formar una nueva comisión multisectorial y pasarle la decisión al Consejo de Ministros, Señor Ministro, usted como médico sabe que la indicación para el aborto terapéutico se asocian a problemas de salud, entonces ¿en manos de quien está la responsabilidad de regular?

Esperamos su respuesta y sobre todo que el Ministerio de salud asuma su rol rector en esta materia.

Rossina Guerreo Vásquez
Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Write on Martes, 24 Junio 2008

Para Rosa Montero hay sociedades en las cuales se deben debatir temas obvios.

Ecuador vive una suerte de ‘refundación’, a través de la Asamblea Constituyente. Discutir sobre el derecho al placer o la soberanía del cuerpo, ¿es un avance o una obviedad?

Parecería extraño tener que discutir algo así, que parece obvio, pero teniendo en cuenta que hay tanta oposición a esos temas, a lo mejor no es tan inútil debatirlo en Ecuador. Quizás resulta que hay que hablar de ello. El derecho al divorcio, que parece de sentido común, durante todo el franquismo hasta 1978 estuvo prohibido. Cuando el medio es muy reaccionario o muy machista, como puede ser el ecuatoriano, quizás es necesario empezar a decir cosas.

El tema del aborto también genera mucha controversia. Pero no se lo discute desde el enfoque de salud pública, sino en términos estrictamente morales. ¿Cómo rompió España ese círculo?

Aquí, en su tiempo, el debate fue parecido. Yo misma he sido parte de las generaciones que hicimos campaña a favor de la autorización del aborto, con el lema “yo también he abortado”. Todo esto que se discute ahora en Ecuador se vivió a finales de los setenta y  a principios de los ochenta en España. Acá ya tenemos Ley del Aborto, aunque yo creo que  es insuficiente y que hay que ampliarla.

¿En qué hay que ampliarla?

Esa ampliación implica que el aborto hasta los tres meses sea una decisión de la mujer, por cualquier circunstancia. Y ya se escuchan de nuevo posiciones como las de la Iglesia o de los grupos reaccionarios que se oponen.

Aun en España, en donde los temas de equidad de género están muy avanzados, la designación de una Ministra de Defensa, con ocho meses de embarazo, causó escozor. ¿Por qué?

Es que eso es distinto. Es una demagogia espantosa de la cual yo estoy totalmente en contra. Creo que José Luis Rodríguez Zapatero nombró a esa persona Ministra de Defensa sólo por el hecho de estar embarazada y para que saliera en las portadas…

¿No pudo haber sido, ese también, un símbolo de cara a la igualdad de género?

No. Un símbolo de que las mujeres embarazadas deben ir a Afganistán no creo que sea una  reivindicación. La reivindicación es que puedas tener tu  hijo, como es lógico, sin ir a Afganistán, con ocho meses de embarazo. Yo creo que, además, por eso se adelantó el parto a la Ministra.

¿Cuál es el avance real?

El avance real es que puedas retirarte a tener tu hijo con tranquilidad y que luego, cuando regreses, tengas tu puesto.  Lo de la Ministra me parece demagogia machista, de esa que te obliga a demostrar que eres igual o mejor que un hombre, pero siempre con circunstancias peores.

¿Pueden, por norma, cambiarse las reglas de una sociedad patriarcal? ¿Una nueva Constitución reformula la vida en sociedad?

Yo creo que sí. No cambiará de la noche a la mañana, pero esas transformaciones pasan por reformular las leyes. El hecho de  que exista igualdad ante la Ley contribuye al cambio.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en España. En Ecuador aún no logra ser aprobado por la Asamblea. ¿Qué les pasa a las revoluciones con los gays?

Es alucinante. Es que ni económicamente ni políticamente hay impacto alguno al aprobar algo así. ¿Cuál es el problema? Hace falta ser antiguo y ridículo para que te parezca que el hecho de la elección sexual tenga importancia para algo. No consigo entenderlo. Hay que ver qué prejuicios tiene la gente. El prejuicio del sexo es muestra de incultura y yo creo que de miedo a la propia parte gay que tendrá uno. Cuanto más en contra de los gays está alguien, más gay me parece que es...

¿El miedo al diferente no está detrás también de decisiones como las que se toman estos días en Europa, como el endurecimiento de las leyes contra los inmigrantes?

Éstas son políticas reaccionarias que pueden potenciar la idea del diferente, del extranjero, como peligroso. Evidentemente, estoy contra ellas, pero también creo que nunca ha habido emigración tan fuerte y tan generalizada como ahora. Hay países hechos con inmigración, como EE.UU. o Australia, pero con inmigraciones concretas. Ahora, es medio mundo el que se mueve entre los países ricos y en vías de desarrollo.

¿Qué hay que hacer?

Con tantos medios de comunicación y tanta facilidad de movimiento, el movimiento migratorio es enorme, brutal. Entonces, tenemos que estar a la altura: saber construir un mundo a la medida de esas exigencias. Por ahora, no lo estamos haciendo.

¿Con qué claves se deben construir las respuestas a esos fenómenos?

Hay un reto, pues, por desgracia se intenta responder a estos procesos desde el punto de vista reaccionario y retrógrado. Debemos y podemos enfrentarlos de manera más creativa y aperturista, con políticas de integración verdaderamente efectivas. Me da miedo que, ahora cuando en España están apareciendo las ‘orejas’ de una crisis económica, con la cantidad de inmigrantes que tenemos y sin una tradición al respecto, el rechazo se generaliza, se extiende. Es de cuidado.

¿Por qué razón está aquí?
Su trayectoria. Escritora y periodista. Desde 1976 trabaja para Diario El País de España. Fue redactora jefa del suplemento dominical entre 1980 y 1981. En ese año ganó el Premio Nacional de Periodismo. Ha recibido varios premios de literatura.
Su punto de vista. Hay sociedades en las cuales se deben debatir temas obvios.

Entrevistó: Gabriela Paz y Miño, corresponsal en España.
FOTO: Rosa Montero. Escritora y periodista española. Foto:EL COMERCIO