Humala en HD

Humala en HD Foto: encuestas.com.pe

Desde que renové mi televisor, disfruto muchísimo viendo películas en casa. La mayoría bajadas directamente de internet y en Full HD. Este domingo me disponía a cerrar mi fin de semana con una buena pela cuando, en plena instalación, descubro a nuestro presidente ofreciendo una entrevista en directo. Cada vez consumo menos periodismo televisivo, pero ver a Ollanta en vivo, en mi pantalla de 60 pulgadas y a través de la señal HD de Tv Perú fue un espectáculo realmente morboso. Y claro, la vi.

Cuando doy servicios de media traning, le digo a mis clientes algo obvio pero que muchas veces pierden de vista. ¿Por qué lo hacen? ¿Qué desean comunicar? En esta ocasión, la intención del presidente probablemente fue la de tranquilizar a los inversionistas luego de su declaración del jueves pasado: "Hoy se recupera la dignidad de Talara y la dignidad del Perú luego de diversos contratos lesivos al interés nacional que nunca más se repetirán. A Petroperú lo desmembraron como si fuera Túpac Amaru...".

Según mis fuentes, estas declaraciones habrían preocupado a un sector influyente del empresariado, el cual mantiene estrecha relación con el lado fuerte de Palacio, es decir, con el ministro de Economía, Luis Castilla y, claro, con la primera dama, Nadine Heredia.

Ellos habrían impulsado esta sorpresiva conferencia de Prensa. Desafortunada y lamentable aparición porque la señal HD nos permitió observar en sus ojos un preocupante nivel de desamparo, aislamiento, desconexión de la realidad. Por momentos, la cólera que genera escuchar a un presidente falto de información se transformó en pena.

Si el presidente quería hacer una aclaración económica, pudo haberla hecho ante los reporteros de Palacio o a través de su ministro. Si convoca a dos periodistas independientes, como lo son Rosana Cueva y Augusto Álvarez, con quienes no se negocian preguntas, debía prepararse, debía saber cuáles son los grandes temas de coyuntura. Tarea sencilla: la red de corrupción en Áncash y otros gobiernos regionales, la inseguridad ciudadana, la Unión Civil y el rol de Nadine Heredia en el Gobierno.

Solo respondió relativamente bien el primer tema. Luego fue realmente triste ver como se apretaba las manos ante la ausencia de argumentos, como repetía patéticamente que existía un problema de percepción, que no era su culpa si de aquí a 100 años los peruanos seguían sintiendo inseguridad ciudadana. En un intento desesperado por cambiar de tema, Humala llegó al extremo de culpar a los medios por difundir noticias amarillas. Ollanta Humala ha perdido en tres años toda la "calle" que ganó en su vida. Ha perdido claro contacto con la realidad y eso es grave.

Hace varios días se le preguntó por la Unión Civil, un tema que se debatirá en el Congreso, un asunto sobre el que su asesor en temas legales y Ministro de Justicia, Daniel Figallo, se ha pronunciado claramente a favor. Y la respuesta de Humala fue de una ambigüedad que le generó duras críticas. El domingo, Humala volvió a titubear, a restarle importancia al tema, a decir que como Jefe de Estado no se puede pronunciar, lo que no es cierto. Es nuestro deber pedirle su opinión. Le dijo a Augusto que lo invite a su casa a comer y allí sí le dice su opinión. Lo que a Ollanta le parece gracioso, el HD convierte en ridículo, pues se le ven claramente los ojitos nerviosos, las manos sudadas y la mueca que no llega a ser sonrisa cuando evade de manera vergonzosa el tema. Como consuelo, el presidente puede obviar a la prensa nacional incluyendo esta modestísima columna y leer al congresista Julio Rosas, quien felicitó entusiasta su prudencia.

Sobre el rol de la primera dama, sus respuestas fueron dignas de Cantinflas. Según él, los líderes de todos los partidos tienen igual nivel de coordinación. Para Humala, las declaraciones de Nadine Heredia a 'Cosas', en la que se arroga la iniciativa del levantamiento de Locumba deben ser entendidas según su libre y conveniente interpretación, no como están escritas...

En fin, Rosana y Augusto pudieron haber sido más duros con él, pudieron acorralarlo, claramente, ellos lo saben. Pero no quisieron hacerlo. Fueron respetuosos, pese a que las respuestas fueron una falta de respeto a nuestra inteligencia. Por momentos, el HD me permitía verlos a ambos claramente consternados, preocupados por las respuestas de su entrevistado, tal vez preguntándose por qué pidió ser entrevistado con tan poca preparación, tal vez recordando con nostalgia al candidato por el que ambos, como yo, votamos y del cual queda muy poco.

Fuente: Diario16

awesome comments!
Visto 1162 veces Modificado por última vez en Viernes, 06 Junio 2014 16:45