María José Barajas

María José Barajas

Escrito por Lunes, 15 Mayo 2017

"Tengo 12 años. Mi hijo ya tiene 12 meses. Yo cursaba tercer grado de primaria cuando mi padrastro abusó de mí. [...]" [1].

Este es, tan solo, uno de los múltiples y desgarradores testimonios de la situación de violencia sexual y embarazo forzado en niñas y adolescentes que asola Latinoamérica. Una problemática que trunca miles de vidas. Y lo hace porque, cuando ocurre, la salud física, psíquica y social de estas se ve gravemente afectada, así como sus proyectos de vida, ya que la maternidad que se les impone les obliga normalmente a abandonar sus estudios, les dificulta su inserción en el mercado laboral y se multiplica su vulnerabilidad frente a la pobreza, la exclusión, la violencia y la dependencia. No cabe duda que este es un grave problema de salud pública y de derechos humanos.

Escrito por Lunes, 15 Mayo 2017

"Tengo 12 años. Mi hijo ya tiene 12 meses. Yo cursaba tercer grado de primaria cuando mi padrastro abusó de mí. [...]" [1].

Este es, tan solo, uno de los múltiples y desgarradores testimonios de la situación de violencia sexual y embarazo forzado en niñas y adolescentes que asola Latinoamérica. Una problemática que trunca miles de vidas. Y lo hace porque, cuando ocurre, la salud física, psíquica y social de estas se ve gravemente afectada, así como sus proyectos de vida, ya que la maternidad que se les impone les obliga normalmente a abandonar sus estudios, les dificulta su inserción en el mercado laboral y se multiplica su vulnerabilidad frente a la pobreza, la exclusión, la violencia y la dependencia. No cabe duda que este es un grave problema de salud pública y de derechos humanos.

Escrito por Lunes, 03 Octubre 2016

El pasado 28 de septiembre se celebró el Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito. La conmemoración se remonta al año 1990, en el marco del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe realizado en Argentina, donde se decidió hacer un llamado mundial al respecto. El mismo tiene un fundamento de peso pues, durante el periodo comprendido entre los años 1990 a 1994, la tasa anual mundial de abortos era de 50 millones y, de hecho, las cifras actuales señalan que esta tasa ha aumentado a 56 millones en el periodo de 2010 a 2014[1]. De esa cantidad, un elevado número de abortos eran (y siguen siendo) inseguros, especialmente los practicados en regiones en desarrollo. Así, por ejemplo, de los 4.4 millones de abortos realizados en 2008 en la región latinoamericana, el 95% fueron inseguros[2], ocasionando muertes maternas totalmente innecesarias y, lo que es peor, evitables. Sin embargo, la mayoría de estos países continúan penalizando el aborto, y varios de ellos sin excepción alguna, con lo que la tasa de abortos inseguros continúa elevándose.