Sentencia del Poder Judicial atenta contra la calidad educativa y los estándares de igualdad y no discriminación

PRONUNCIAMIENTO

El Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX;  manifiesta su preocupación frente a la sentencia emitida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declara nula parcialmente la Resolución Ministerial N°281-2016-MINEDU que aprobó el Currículo Nacional de Educación Básica 2017, eliminando así el siguiente extremo de la conceptualización del enfoque de Igualdad de Género: “Si bien que aquello que consideramos femenino o masculino se basa en una diferencia biológica sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones por considerar que su inclusión vulnera el derecho de los padres de familia y de la sociedad en general a participar en la política pública educativa (art 7 y 22 de la Ley General de Educación).

Ante ello PROMSEX manifiesta lo siguiente:

  1. La sentencia no ampara los cuestionamientos de los demandantes sobre la educación sexual integral, ni exhorta al Minedu a eliminar el enfoque de igualdad de género en la política educativa.
  1. Esta decisión era previsible debido a que durante el proceso no se separó a la jueza que preside la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Lima, Ana Valcárcel Saldaña; pese a que la defensa del estado denunció su conducta parcializada durante la audiencia realizada en mayo de este año. En esta audiencia mostró posturas a favor de los argumentos de los demandantes.
  1. Esta decisión es preocupante ya que, en nuestro país, la discriminación contra la mujer y personas LGTBI -debido a estereotipos de género-, está profundamente arraigada en las actitudes y prácticas institucionales de la sociedad en su conjunto, lo que priva a estas personas del goce de sus derechos en igualdad de condiciones y contribuye a la existencia de altos niveles de violencia de género. En este contexto que también se replica en las escuelas, preocupa que esta decisión deje sin respaldo una política pública dirigida a generar espacios educativos seguros que velen por el respeto e igualdad de derechos de las y los estudiantes.

Exhortamos al Minedu, a defender la política pública educativa libre de discriminación apelando esta decisión para asegurar las obligaciones constitucionales e  internacionales del Estado. De lo contrario, el sistema educativo estaría legitimando la violencia de género en las escuelas, retrocediendo en la garantía del derecho a la educación sin discriminación. Asimismo, esperamos que la Corte Suprema revoque esta decisión para garantizar el rol transformador que tienen las escuelas en la generación de una sociedad democrática y plural.

Promsex
Centro de Promoción y Defensa de los
Derechos Sexuales y Reproductivos

 

awesome comments!
Visto 2018 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Agosto 2017 01:15