La prevención del embarazo adolescente: urgencia nacional

En la Semana de la Prevención del Embarazo adolescente, Promsex insta al Poder Ejecutivo a acelerar la implementación del Plan Multisectorial de Prevención del Embarazo Adolescente.

Ser madre antes de cumplir los 15 años no solo trunca los sueños y las metas a lograr de las cerca de 2 mil mujeres que -en promedio y cada año dan a luz a otros seres humanos, reveló el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Sino que, la niña embarazada tiene más riesgos de perder la vida que las mujeres gestantes entre los 20 y 35 años, acarrea además serios problemas de salud pues gran parte de éstos son irreparables, tanto por la precipitada adaptación del cuerpo a la maternidad que puede generarles anemia y desnutrición, así como por el impacto emocional de un embarazo forzado en una niña que en muchas ocasiones acaba en el suicidio.

Es en este contexto, similar al de otros países en desarrollo, que el Ministerio de Salud (Minsa) participa cada año en la Semana de la prevención del embarazo en adolescentes que se desarrollará del 20 al 24 de setiembre. Es por ello que el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex) solicita al Ejecutivo activar y ejecutar el Plan multisectorial para la prevención del embarazo adolescente que integra a la Presidencia del Consejo de Ministros, Minsa, Ministerio de Educación (Minedu), Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), Ministerio del Trabajo (Mintra) entre otras carteras, pues las cifras no tienen mayor variación desde hace más de 20 años.

El fin de esta iniciativa internacional es lograr que el 11.17% de peruanos, que representan a unos 3´482,162 de ciudadanos entre los 12 a 17 años, accedan a la información adecuada, didáctica y propia para su edad para el cuidado de su integridad sexual, mental, física. Las estadísticas evidencian la necesidad urgente de integrar políticas de Estado para ya que en el 2016, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) del 2016 del INEI, revela que el porcentaje de mujeres adolescentes (15 a 19 años) que están o han estado alguna vez es del 13% de la población en nuestro país. Sin embargo, estos números varían drásticamente si se trata de adolescentes pobres o no pobres, con niveles de escolaridad bajos, urbanas o rurales y depende también de la región natal.

La prevención del embarazo adolescente tiene muchas aristas. Por ejemplo, entre el 2012 y 2015, del total de muertes maternas, el 13.5% son de adolescentes de 15 a 19 años, mientras que en las mujeres de 20 a 29 años es el 38%. Las principales causas directas de muerte materna en adolescentes son por hipertensión (46%) y aborto (29%). Las causas indirectas destacan por suicidios en un 56%, data el Minsa en su último estudio realizado en el 2015.

Los embarazos en adolescentes por lo general no son planeados o deseados. Una estadística dramática nos señala que en el Perú cada año 1538 recién nacidos son de madres menores de 14 años y por día se dan un promedio de 4 partos. Aquí están incluidas las niñas que se convirtieron en madres producto de una violación sexual. La meta nacional es recudir en el 20% la prevalencia del embarazo adolescente. No obstante, este Plan multisectorial aún no se encuentra vinculado al financiamiento. El Programa Salud Materno Neonatal (PSMN) refiere que, por año, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) destina 16 millones de soles para la prevención, es decir, el 0,9% por adolescente que equivale a 5 soles.

En esa línea, Promsex destaca que hablar de sexualidad a las niñas, niños y adolescentes en los colegios desde el nivel primaria es fundamental para que los peruanos erradiquen la violencia sobre este tema que es fortalecida por la precariedad en el acceso a servicios de salud integrales, que no incluyen métodos anticonceptivos, la casi ausencia de una educación integral en las escuelas y la falta del reconocimiento de su sexualidad, características que forman un componente perjudicial y esencial -a tomar en cuenta- para las acciones de prevención del embarazo adolescente. Este es un dilema que, por falta de capacitación a los maestros, por temor a lo impuesto por las iglesias, pese a que es un problema de salud pública, educación y evidentemente, de derechos humanos inalienables, no se toca.

 

awesome comments!
Visto 1407 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Septiembre 2017 15:48