El Perú tiene una deuda pendiente con las mujeres y niñas víctimas de trata

En el marco del Día Nacional contra la Trata de Personas que se desarrolla cada 23 de setiembre, Promsex exige al Ejecutivo velar por las más de 5 mil esclavas sexuales que hay, solo, en Madre de Dios.

Las mujeres en el Perú siguen viviendo formas de exclusión económica y social que violentan, limitan, obstruyen su buena calidad de vida y desarrollo integral. Una de éstas es la TRATA con fines de explotación sexual. Es decir, el cuerpo de las mujeres se convierte en un territorio ajeno a una misma y que, incluso, puede ser comprado, vendido, explotado, humillado y desaparecido frente a los ojos de magistrados de la más alta jerarquía, quienes liberan de culpa a los y las criminales que los efectivos policiales y el personal del Ministerio Público logran capturar; y un Estado ausente.

Solo en la región de Madre de Dios se estima que existen cerca de cinco mil esclavas sexuales, muchas de ellas son menores de edad en situación de pobreza y abandono. La mayoría proviene de las zonas en donde la desigualdad y la violencia de género imperan y terminan en otras en donde la codicia, la ambición y la deshumanización las atrapan. Este contexto que se agudiza entre Cusco y Madre de Dios, se replica en distintos estratos y lugares de nuestro país.

Existe un Plan Nacional de Acción contra la Trata de Personas pero mientras no se efectúe de manera articulada, multisectorialmente, con el Ministerio de la Mujer (Mimp), el Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio de Justicia (Minjus), la violencia y abusos continuarán sobre las mujeres adultas y menores de edad que son natales. La consecuencia de esto es que el 12 de setiembre, dos semanas antes de “celebrarse” en todo el Perú el Día Nacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, el Consejo Nacional de la Magistratura decidió archivar la investigación preliminar que abrió contra la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de Lima, presidida por el juez Javier Villa Stein.

El 28 de enero de 2016, este magistrado confirmó la absolución a una tratante que había expuesto al peligro y violado los derechos humanos de una menor de 14 años al explotarla laboral y sexualmente incitándola a beber licor durante más de 12 horas junto a hombres adultos y coaccionándola, a la vez, para a mantener relaciones sexuales con ellos. Esto, además, no ha sido considerado por la Sala Penal Permanente, la cual sostuvo que no hubo explotación laboral porque la menor “no se agotó” y en donde se precisa que tampoco ocurrió explotación sexual alguna porque la adolescente era una “dama de compañía” y que la intención de comercializar su cuerpo solo se dio “una vez”, por lo cual no había una clara y evidente intención de explotación sexual tras haber sido captada y trasladada a la conocida zona de explotación sexual y mineral: La pampa.

Esta absolución contraviene todo lo avanzado en el marco legislativo peruano para proteger a niñas, niños y adolescentes de la brutal trata sexual, que les quita sus derechos, su ciudadanía y la posibilidad de desarrollo impactando en su integridad física y psicológica, generando daños profundos en su vida, y desdice, también, las promesas del Estado peruano de luchar contra este flagelo bajo el lema de “las víctimas no pueden esperar”.

En ese sentido, el Centro de Promoción y Defensa de los derechos sexuales y reproductivos (Promsex) exige al Ejecutivo que efectúe una campaña nacional para asegurar que todas las niñas y adolescentes tengan oportunidades educativas y la calificación laboral suficiente camino a su empoderamiento económico para desarrollarse de forma independiente económica, emocional y socialmente, en ambientes familiares, educativos y laborales libres de violencia, sin afectar su desarrollo integral como ser humano sin discriminación alguna por su género, procedencia social u origen étnico.

Es por ello, solicitamos que los Centros de Atención Residencial en nuestro país no sean espacios de privación de la libertad de las adolescentes rescatadas, sino lugares de paso en donde las sobrevivientes encontrarán todas las posibilidades de reincorporarse social, psicológica y económicamente a su vida en libertad, con el fin de vivir en una verdadera democracia.

 

awesome comments!
Visto 1033 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Septiembre 2017 22:38