MIMP, MINSA ni MINEDU acuden al Examen de la ONU pese a graves retrocesos en los derechos de las mujeres y personas LGBT

El informe sobre la situación de derechos humanos durante el Examen Periódico Universal (EPU) de las Naciones Unidas fue presentado por José Coloma Marquina, viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, quien presidió la delegación estatal en Ginebra, Suiza, este miércoles 8 de noviembre en Ginebra, según comunicado de prensa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUS).

El Estado peruano ya ha sido evaluado en el marco del EPU en dos oportunidades (2008 y 2012) y en el último año aceptó implementar 129 recomendaciones realizadas por otros Estados para mejorar la situación de derechos humanos en el país.

Por ello, durante este 3er ciclo de EPU, Perú ha dado cuenta sobre sus esfuerzos, avances y pendientes para lograr su efectiva implementación; así como también ha respondido a las preguntas avanzadas, sobre la situación actual de derechos humanos, que le realizaron, previamente, países como Bélgica, República Checa, Eslovenia, Reino Unido, Portugal, entre otros.

Dichas preguntas manifiestaron la preocupación de la comunidad internacional frente a la violencia contra las mujeres y personas LGBT, la penalización del aborto en casos de violación sexual e incesto, el embarazo adolescente, la desprotección de defensore(a)s de derechos humanos y la atención a las víctimas de trata de personas, entre otros temas que no deben pasar desapercibidos para el Estado peruano.

Por ello, PROMSEX lamenta que la delegación peruana no haya incluído a representantes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Ministerio de Salud (MINSA) ni Ministerio de educación (MINEDU); pese a la coyuntura nacional de graves retrocesos en la política pública y normativa que no permiten garantizar la igualdad de género ni los derechos de las mujeres y personas LGBT en diferentes ámbitos y, principalmente, en el campo de la salud sexual y reproductiva.

De igual manera cuestionamos que dichas carteras no hayan sido consideradas a pesar de las recientes denuncias de violencia contra las mujeres que reflejan un problema estructural de derechos humanos que debe ser considerado principalmente por el Perú. Así pues, la composición de la delegación peruana demuestra la falta de priorización de la situación de las mujeres y personas LGBT cuando se aborda la situación de derechos humanos en el país, incluso en instancias internacionales.

Por lo señalado, solicitamos a la sociedad civil dar seguimiento detallado de la participación del Estado peruano y hacer rastreo de las respuestas de la delegación a las recomendaciones que formulen otros Estados al país.

Comunicaciones Promsex
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

awesome comments!
Visto 1019 veces