02 Julio 2010

Este Informe Anual sobre derechos humanos de personas trans, lesbianas, gays y bisexuales (TLGB) en el Perú realiza un balance acerca de los avances y retrocesos ocurridos durante el año 2009 en relación con las demandas planteadas por la comunidad TLGB en nuestro país.

Este documento está basado en la aplicación de los Principios de Yogyakarta e indaga con particular atención sobre la situación de la discriminación y los crímenes de odio, sin dejar de lado otros aspectos como los derechos a la identidad, la educación, la salud y la libertad de opinión, entre otros.

Durante el 2009, hemos observado un incremento del 58 por ciento con respecto al promedio anual entre los años 2005-2008 en el número de casos provenientes de medios de comunicación escritos sobre crímenes de odio.

 

06 Agosto 2013

Entre el 5 y el 13 de setiembre de 1994 se realizó en la ciudad de El Cairo la IV Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD), en donde 179 representantes de los Estados partes de las Naciones Unidas, entre ellos el Perú, centraron la atención mundial en la expansión de la pobreza, los derechos y necesidades de las mujeres, la degradación del medioambiente y el rápido crecimiento de la población.

Como resultado de la CIPD, se elaboró y aprobó el Programa de Acción sobre Población y Desarrollo para los siguientes veinte años, lo que culminaría en el año 2014(Páez 2012: 9). Dicha conferencia significó un cambio de visión sobre las políticas de población y desarrollo, las cuales pasaron de centrar la discusión en estadísticas y números a la valoración de las personas como el punto central de la misma.

Asimismo, significó el comienzo de las discusiones que versan sobre los derechos sexuales y reproductivos de la población en general, pero con énfasis en las mujeres, ratificando su derecho a decidir sobre su reproducción a través de la información y acceso a métodos anticonceptivos, promoviendo la equidad e igualdad entre los sexos, y eliminando la violencia contra las mujeres. En ese sentido, el Programa de Acción proporciona un amplio conjunto de objetivos y recomendaciones que buscan mejorar el bienestar humano promoviendo el desarrollo sostenible y el crecimiento económico sostenido, y responde a la necesidad de crear políticas públicas de población que consideren a las mujeres como sujetos sociales, reconociendo su derecho a tomar sus propias decisiones tanto en el ámbito reproductivo como sexual. 

24 Agosto 2009

Durante el año 2008, las personas trans, lesbianas, gay y bisexuales (TLGB) en el Perú han podido observar diversos acontecimientos con respecto a la protección de sus derechos humanos. Por ello, el presente Informe Anual tiene como objetivo principal realizar un balance sobre estos hechos.

Sin embargo, hacer un balance de este tipo aún resulta problemático debido a la falta de registro y sistematización de la información necesaria, aunque, a partir del 2005, la comunidad TLGB ha incrementado su interés en la identificación de casos y situaciones en los cuales sus derechos son vulnerados.

Este interés no exonera al Estado peruano de su responsabilidad de generar registros oficiales sobre la situación de las personas TLGB a través de sus diferentes instancias, como la Defensoría el Pueblo, la Policía Nacional, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Salud, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, entre otros.

19 Mayo 2011

Las organizaciones involucradas  en la elaboración del reporte alternativo al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Comité DESC) partieron de la ausencia de información en materia de salud sexual y reproductiva en el informe presentado por el Estado peruano (E/C.12/PER/1-4). El reporte alternativo resume el marco general de derechos humanos aplicable en el Perú y sistematiza las recomendaciones que el Estado ha recibido en materia de salud sexual y reproductiva por parte de otros Comités monitores de tratados del sistema de Naciones Unidas. Se presenta información acerca de varios aspectos de especial preocupación:

El primer eje está dedicado a la discriminación de las mujeres en el derecho a la salud en razón de su sexo en el cual se aborda la mortalidad materna, el aborto y la anticoncepción. En materia de mortalidad materna se da cuenta de las limitaciones en la información registrada por el Estado para analizar la focalización etaria y geográfica de la prevalencia del problema y de la necesidad de mejorar la atención de emergencias obstétricas en los primeros niveles de atención así como de la revisión de los marcos legales punitivos del aborto por su íntima relación con las tasas de muerte materna. En materia de aborto se da cuenta del incumplimiento de la obligación del Estado de protocolizar el aborto por razones terapéuticas, legal en el Perú desde 1924, omitiendo las observaciones del Comité de Derechos Humanos en el dictamen del caso K.L y las observaciones generales del Comité CEDAW al respecto. Asimismo, se presentan las altas tasas de aborto ilegal y la resistencia del Estado a avanzar en la despenalización del aborto en los embarazos producto de una violación o cuando el feto tiene graves malformaciones incompatibles con la vida extrauterina. En materia de anticoncepción, se exponen los retrocesos en las políticas públicas ocasionados por gestiones gubernamentales basadas en creencias religiosas que se oponen a los métodos modernos de planificación familiar y se evidencian los persistentes problemas de desabastecimiento de los mismos. Se reporta también la proscripción judicial de la distribución gratuita de la anticoncepción oral de emergencia en su versión de producto dedicado en los servicios públicos de salud.

Descargue el informe en inglés

Descargue la carta en inglés presentada  

Descargue el informe en español 

FE DE ERRATAS
Página 21

Dice: En el 2000, la tasa de mortalidad materna en Perú era de 185 por cada 100,000 nacidos vivos31. Según la OMS, en 2010, 240 mujeres mueren por cada 100,000 nacidos vivos, el promedio regional es de 9932.
31 Dirección General de Salud de las Personas. Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Sexual y Reproductiva. Plan Estratégico Nacional para La Reducción de la Mortalidad Materna y Perinatal 2009-2015. Lima: Ministerio de Salud, 2009, p. 23, disponible en http://www.minsa.gob.pe/servicios/serums/2009/normas/1_penrmm.pdf [en lo sucesivo MINSA, Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Mortalidad Materna y Perinatal]
Debe decir: En el 2000 la estimación de muertes maternas fue de 185 por cada 100 mil nacidos vivos; en el 2009, fue de 10331. Según la OMS, en 2010, 240 mujeres mueren por cada 100,000 nacidos vivos, el promedio regional es de 9932.
31 INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA. Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES continua 2009). Informe principal. Lima: INEI, mayo de 2010, p. 166, disponible en http://desa.inei.gob.pe/endes/ [en lo sucesivo INEI, ENDES 2009]
_____________________________
Dice: El MINSA ha informado que el 71% de las muertes maternas se derivan de causas directas y el 29% de causas indirectas34.
34 Id. p. 23.
Debe decir: El MINSA ha informado que el 71% de las muertes maternas se derivan de causas directas y el 29% de causas indirectas34.
34 ESTRATEGIA SANITARIA NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA. Situación de la mortalidad materna [diapositivas]. Lima: MINSA.

04 Julio 2011

Extracto del prólogo de la publicación

Hace un tiempo, Judith Butler, una de las más importantes teóricas de temas queer, sostuvo –en un video que se ha hecho muy popular en YouTube– una simple aseveración que, por su complejidad inherente, muestra la increíble vulnerabilidad de los seres humanos que son marcados por la cruz de una abyección absurda: la homofobia. Ella recuerda un crimen, de un hombre muy joven en un poblado del estado de Maine, en los Estados Unidos, cuyo único ‘pecado’ era caminar moviendo los hombros, de un lado para otro. Ese solo accionar le provocaba a su grupo de pares, de 14 a 16 años de edad, una irritación insosteniblemente agresiva. No podían soportar ese andar y por eso lo cogieron de los brazos y lo tiraron por un puente. Judith Butler, ante este crimen de un adolescente de 15 años asesinado por otros adolescentes de 15 años, se pregunta: “¡¿cómo se puede matar a una persona solo por la manera como camina?!” Y su respuesta es terrible: porque ellos querían erradicar para siempre la posibilidad de que esa persona vuelva a caminar de esa manera. Ellos tenían pánico a la ruptura de las normas de la masculinidad. “Si no cumples con esas normas, debes morir”.No se trata entonces de no respetar el derecho a la vida simplemente, sino de la ansiedad ante una norma cultural imperante de masculinidad que te exige acciones perversas como asesinar o coaccionar o comportarte como no quieres.

En el Perú no estamos lejos de esa ansiedad ante el otro, ante la posibilidad de una ruptura con las normas de género, y eso se demostró enfáticamente cuando los policías que irrumpieron en la actividad Besos contra la Homofobia –realizada en la Plaza Mayor de Lima en febrero del 2011– golpearon a dos jóvenes homosexuales que estaban manifestándose. La pregunta en este caso podría plantearse de la siguiente manera: ¿por qué dos chicos que se besan en la Plaza de Armas, sí, ‘provocadoramente’ en las escaleras de la Catedral de Lima, producen una especie de prurito en el alma heterosexual de un policía, una picazón existencial que le irrita en lo más profundo de su sexualidad?, ¿y por qué, no conformes con zarandearlos, separarlos, golpearlos con el escudo de plástico cuando se van corriendo para refugiarse en un café, los persiguen y los acorralan dentro de una galería de arte? Los mismos policías, ante el beso de dos chicas lesbianas, apabullados por tanto afecto inenarrable, hacen lo mismo, pero con una agravante: les tocan el sexo y los senos. Tocamientos indebidos. “A un maricón lo golpeas para que se haga hombrecito; a una marimacha te la agarras para que sepa lo que es bueno”. Esa es la mentalidad de la abyección asumida como el espacio de pánico donde las ‘reglas de la sexualidad’ han sido transgredidas. Y esto no es otra cosa que discriminación sexual en su estado más duro y primitivo.

25 Diciembre 2011

Las violaciones sexuales son un delito frecuente en América Latina. El Perú es uno de los países con más altas tasas de denuncias por violaciones sexuales de la región y en donde la violencia sexual es un fenómeno extendido en todos los sectores económicos, grupos de edad y espacios urbanos y rurales. Sin embargo, las investigaciones en torno al fenómeno de las violaciones sexuales han sido escasas.

Si bien en la primera década del siglo XXI ha crecido la atención en los problemas de seguridad ciudadana, la violencia sexual en general y las violaciones sexuales en particular, han recibido una atención periférica por parte de las instituciones del Estado y por gran parte de la sociedad civil y los medios de comunicación. No son delitos “espectaculares” y, por ello, suelen estar lejos de los titulares de los diarios; no son fruto del crimen organizado y, por ello, no tienen unidades especializadas de combate y persecución. Son delitos que atacan la libertad de las personas en su vida más intima y, la mayor parte de las veces, no son denunciados. A pesar de eso, el volumen de las denuncias ubica al Perú entre los países con más altas tasas de violaciones sexuales del continente y revelan la precariedad de la situación y la violencia extendida en nuestro país.

Este informe tiene como objetivo organizar la información pública existente y disponible sobre las violaciones sexuales en el Perú durante la década 2000-2009, para elaborar un estado de la situación de la investigación sobre el fenómeno.