23 Enero 2009

En el siglo XXI existe consenso en señalar que la salud es un derecho de las personas que habitan el planeta y que al igual que todos los derechos humanos se convierte en central en la vida de los hombres y mujeres.

Cuando la salud se entiende como un derecho es inevitable identificar inequidades en su ejercicio por un sector importante de la población: las mujeres, que están expuestas a mayores riesgos de enfermar o morir por la influencia de factores predominantemente socioculturales que las discriminan y las hacen víctimas de marginación y exclusión social.
 
Si bien es cierto en el mundo crece el reconocimiento de la mujer como sujeto de derechos, y de los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos, la lectura de estadísticas sanitarias revela en forma nítida la influencia negativa de las dimensiones sociales con sesgo de género sobre la salud de la mujer en el campo de su salud sexual y reproductiva. Su expresión más dramática y dolorosa son las muertes maternas por causas directas eindirectas relacionadas al embarazo, parto y puerperio, que en número mayoritario se pueden prevenir y son evitables.
 

05 Diciembre 2011

Objetivos: Socializar y discutir las investigaciones recientes sobre el estado actual de los servicios de planifcación familiar y su relación con las cifras de mortalidad materna a fn de consensuar una propuesta guía para su uso en el sector público.

Metodología: Se convocó tres Foros Regionales con la participación de un grupo de expertos a nivel nacional y un grupo de expertos a nivel de cada una de las tres regiones involucradas en la intervención (Arequipa, Piura y Ucayali). Se consensuó el contenido temático y la metodología a seguir en el desarrollo del evento. Los contenidos se centraron en: una revisión de los Derechos Sexuales y Reproductivos, los resultados de la Encuesta ENDES 2010, las cifras de mortalidad materna recientemente procesadas por la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud, la evaluación de la mortalidad materna, la planifcación familiar y de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza a nivel regional. Cada uno de estos contenidos fue expuesto por los expertos y después se abrió un espacio para preguntas, respuestas, opiniones, comentarios y críticas, luego de las cuales se sucedieron aportes y propuestas. Resultados: Hubo una amplia participación de los representantes de muchas instituciones luego de lo cual se pudo obtener que existen evidentes avances en lo referente a salud sexual y reproductiva, particularmente en la atención prenatal, atención institucional del parto y otras intervenciones obstétricas que han permitido reducir la Razón de Muerte Materna en los últimos 10 años; sin embargo existen brechas a superar en la atención obstétrica entre los grupos vulnerables y en las actividades de planifcación familiar, dado que la fecundidad no ha bajado según el deseo de las mujeres, las adolescentes se siguen embarazando en cifras altas, hay un número importante de embarazos no deseados y como consecuencia las cifras de aborto inseguro son alarmantes. Conclusión: Si se produce un fortalecimiento de las actividades de planifcación familiar podemos cumplir con las metas del milenio en relación al acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, sin discriminación y reducir aún más la razón de mortalidad materna.