Rossina Guerero

Rossina Guerero

Es psicóloga graduada de la Universidad Peruana Cayetano Heredia con una especialización en adolescencia y salud reproductiva de la misma universidad

Write on Lunes, 10 Julio 2017
Falta de educación sexual integral e inexistentes campañas de prevención están llevando a una mayor incidencia de embarazos en niñas entre 11 y 15 años.

Hay una persistente prevalencia del embarazo adolescente en el Perú. Desde hace 25 años los indicadores no se han reducido, y por el contrario ha habido un incremento de 2.1%, pasando de 12.5% en el 2011 a 14.6% en el 2014, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Se estima que actualmente existen 207,800 adolescentes de 15 a 19 años de edad que son madres o están embarazadas por primera vez.

Write on Lunes, 03 Julio 2017

Nunca antes en el país, se le había dado tanta atención pública a la política educativa como en estos últimos meses. Durante años, la población en general, así como diversas organizaciones, han demandado al Ministerio de Educación la implementación de mejoras en el sistema educativo, y dentro de estas, no solo se plantean aspectos como la comprensión lectora o destrezas en ciencias numéricas, sino en aspectos relacionados a los valores. El gran debate se da cuando se pretende dar contenido a estos valores, cuando sí, se comprende o no, que deben traducirse en el derecho a la igualdad y no discriminación. 

Lo endémica y grave que es la situación de la violencia en todas sus formas en nuestro país, y en especial la violencia de género que se ejerce contra las mujeres y personas TLGB[1] a lo largo de todo su ciclo de vida, ha puesto a la escuela en el centro de las inversiones estratégicas que los Estados deben realizar para su erradicación. La transformación de las escuelas en espacios seguros, en lugares donde niñas, niños y adolescentes aprenden y se fortalecen para que sus proyectos de vida se tornen una realidad, es un tema impostergable; si de desarrollo y lucha contra la pobreza se habla, y en ello hay bastante consenso. 

Write on Lunes, 03 Julio 2017

Nunca antes en el país, se le había dado tanta atención pública a la política educativa como en estos últimos meses. Durante años, la población en general, así como diversas organizaciones, han demandado al Ministerio de Educación la implementación de mejoras en el sistema educativo, y dentro de estas, no solo se plantean aspectos como la comprensión lectora o destrezas en ciencias numéricas, sino en aspectos relacionados a los valores. El gran debate se da cuando se pretende dar contenido a estos valores, cuando sí, se comprende o no, que deben traducirse en el derecho a la igualdad y no discriminación. 

Lo endémica y grave que es la situación de la violencia en todas sus formas en nuestro país, y en especial la violencia de género que se ejerce contra las mujeres y personas TLGB[1] a lo largo de todo su ciclo de vida, ha puesto a la escuela en el centro de las inversiones estratégicas que los Estados deben realizar para su erradicación. La transformación de las escuelas en espacios seguros, en lugares donde niñas, niños y adolescentes aprenden y se fortalecen para que sus proyectos de vida se tornen una realidad, es un tema impostergable; si de desarrollo y lucha contra la pobreza se habla, y en ello hay bastante consenso. 

Write on Miércoles, 26 Octubre 2016

Los violadores merecen nuestro desprecio más profundo, merecen nuestros peores sentimientos y deseos. Acabar con ellos, es el gran desafío que como sociedad tenemos. Es una deuda pendiente que nos avergüenza cuando tenemos al frente a niñas, adolescentes y mujeres, principales víctimas de estos horrorosos actos.

Pero lamentablemente nuestro país, no ha decidido aún poner fin a la cultura de la violación sexual; a esa cultura que está a flor de piel y que puede quedar perennizada en una frase “las niñas están en un escaparate”. En esta frase, que fuera acuñada por el Sr. Cipriani, se condensa lo que justifica y mantiene esta situación de impunidad, no solo judicial, sino ética y social.

Write on Miércoles, 26 Octubre 2016

Los violadores merecen nuestro desprecio más profundo, merecen nuestros peores sentimientos y deseos. Acabar con ellos, es el gran desafío que como sociedad tenemos. Es una deuda pendiente que nos avergüenza cuando tenemos al frente a niñas, adolescentes y mujeres, principales víctimas de estos horrorosos actos.

Pero lamentablemente nuestro país, no ha decidido aún poner fin a la cultura de la violación sexual; a esa cultura que está a flor de piel y que puede quedar perennizada en una frase “las niñas están en un escaparate”. En esta frase, que fuera acuñada por el Sr. Cipriani, se condensa lo que justifica y mantiene esta situación de impunidad, no solo judicial, sino ética y social.

Write on Jueves, 19 Marzo 2015

Lo que ha sucedido en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso, en relación al proyecto de Unión Civil entre personas del mismo sexo, nos muestra y enseña de los graves peligros que se tiene cuando activistas religiosos llegan a tener cargos electos.

Y no es la primera vez que se actúa de manera arbitraria y de acuerdo a los signos de la religión, recordemos cuando los ex ministros de salud Solari y Carbone impusieron sus preceptos religiosos no sólo para oponerse a la distribución gratuita (mas no a la venta) de la anticoncepción de emergencia, sino también para desarticular la estructura del MINSA desapareciendo programas estratégicos como el de Planificación Familiar, so pretexto de una reforma en salud.

Write on Martes, 11 Marzo 2014

¿Desde cuándo es legal el aborto terapéutico en el Perú? ¿Qué hacen instituciones como los ministerios de Justicia y Salud?

El aborto terapéutico, aquel que puede salvar la vida de una mujer gestante o impedir un mal grave y permanente en su salud tanto física como mental, es legal en el Perú desde 1924.

Hace 90 años, los legisladores peruanos decidieron no penalizar esta causal de interrupción del embarazo y con ello proteger los derechos a la vida y la salud de la mujer, derechos protegidos por nuestra Constitución.

Write on Viernes, 07 Marzo 2014

Pensando en cómo me definiría en estos días de definiciones para los derechos de las mujeres niñas y adolescentes, diría que soy mujer, hija, psicóloga, feminista y madre, ello en la secuencia de autoreconocimientos en mi vida.

Hay cosas que no estuvieron en el campo de mis decisiones, nacer mujer y ser hija no lo fue, pero no hay cosa que me haya hecho más feliz de niña y de adulta, que escuchar a mi madre decir, que ella tomó la decisión de buscar un embarazo y tener una niña, y así se lo dijo a su médico, ella decidió embarazarse después de casi 7 años para tener una nena.