Nueva Norma Técnica de Planificación Familiar garantiza derecho a amplia gama de métodos anticonceptivos

La norma también establece que, en los servicios de planificación familiar, está prohibido el trato discriminatorio por orientación sexual, sexo, edad, raza, etc.

La Nueva Norma Técnica de Planificación Familiar, aprobada el 31 de agosto de este año, implicaría un gran avance para la garantía de los derechos sexuales y reproductivos. A través de ella, el Ministerio de Salud establece una serie de medidas para asegurar la planificación familiar como un derecho de las personas, con calidad y seguridad en los diferentes establecimientos de salud a nivel nacional. Asimismo, la norma destaca la importancia de contribuir a la elección libre e informada de las personas a los métodos anticonceptivos de acuerdo a su opción reproductiva.

Sobre el acceso de las y los adolescentes a los servicios de salud y métodos anticonceptivos, la nueva norma señala que, de recurrir esta población a los centros de salud en búsqueda de planificación familiar, se le deberá brindar todos los servicios correspondientes. En cuanto a la condición inclusiva de la atención, se señala que en los servicios integrales de planificación familiar “está prohibido todo trato discriminatorio”, e incluye en las causales de posible discriminación la orientación sexual, sexo, edad, raza, estado civil, condición económica o cultural de cualquier otra índole.

Anticoncepción oral de emergencia y medidas tras situaciones de emergencia:

La nueva Norma Técnica de Planificación Familiar incluye lo que el fallo del Poder Judicial ya había dispuesto: la reincorporación de la anticoncepción oral de emergencia o “pastilla del día siguiente” a las políticas públicas del Estado, reconociendo su carácter exclusivamente anticonceptivo. Con esto, se reafirma la decisión del gobierno de acatar el fallo emitido el pasado 22 de agosto.

Otra medida que destaca en esta nueva norma, es establecer los Paquetes Iniciales Mínimos de Servicios (PIMS), los cuales atenderían la planificación familiar durante las primeras semanas tras situaciones de emergencia o desastres naturales. Es decir, establecería una respuesta organizada desde el sector salud que prevendría mayores daños, en términos de afectación a los derechos sexuales y reproductivos.

Para Susana Chávez, directora de Promsex, esta era una deuda del Ministerio de Salud para con el derecho a la autonomía y dignidad de todas las personas y que finalmente retoma la tarea del Estado de atender las necesidades estratégicas de mujeres, adolescentes y población LGTBI para controlar su propia fecundidad y evitar el VIH e ITS.

Comunicaciones Promsex
Tel.: 447-8668 anexo 118

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *