Salud sexual y reproductiva de las/los adolescentes

Los resultados de la Encuesta Global de Salud Escolar muestran que el 19.7% de los estudiantes entre 2do y 4to de secundaria afirmó haber tenido relaciones sexuales alguna vez en su vida y el 46.7% lo hizo antes de cumplir los 14 años.1; el porcentaje de alumnos de 4to año que reportaron haber tenido relaciones sexuales alguna vez en su vida fue significativamente superior (29.0%), al de los alumnos de 2do y 3er año (15.7% y 15.6% respectivamente)[2]

 

 

 

 

 Por otro lado la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar – ENDES 2010, arrojó cifras similares afirmando que del total de mujeres entre los 15 y 19 años, el 40.0% tuvo su primera relación sexual antes de los 18 años y el 7.4% antes de los 15. En ninguno de los 2 casos hubo gran diferencia desde el 2000[3]

 

 

2000

2010

Antes de cumplir 15

8.3%

7.4%

Antes de cumplir 18

38.2%

40.0%

Fuente INEI (ENDES), elaboración propia

 

El inicio de las relaciones sexuales está asociado al nivel de educación e ingresos. La primera relación sexual ocurrió 3,9 años antes en las mujeres sin educación (17,4 años) comparadas con las que tenían educación superior (21,3 años) y 3,1 años antes en las mujeres del primer quintil de riqueza (17,5 años) en relación con las del último quintil (20,6 años) [4]

 

Según la Encuesta Global de Salud Escolar el porcentaje de estudiantes que refirieron haber tenido relaciones sexuales alguna vez fue superior entre quienes respondieron que sus padres no suelen demostrarles afecto (22.1%) comparados con los que respondieron lo contrario (16.9%). De igual manera, se encontró que el porcentaje de estudiantes que refirieron haber tenido relaciones sexuales alguna vez fue significativamente superior entre quienes declararon que sus padres no suelen entender sus problemas (21.5%) comparados con los que declararon que sus padres siempre o casi siempre entienden sus problemas (16.4%). fue superior el porcentaje de estudiantes que refirieron haber tenido relaciones sexuales alguna vez entre los adolescentes que refirieron que sus padres no suelen dedicarles tiempo (22.7%) comparados con los que respondieron que sus padres siempre o casi siempre les dedican tiempo (15.2%). Por último, el porcentaje de relacione sexuales es más alto (23.4%) para los adolescentes que respondieron haber sido intimidados o humillados en comparación con quienes no lo fueron (16.7%), diferencia que también fue estadísticamente significativa5.

II.    Fecundidad[6]

Pese a los esfuerzos emprendidos no se ven cambios significativos en la fecundidad de adolescentes en la última década. Las cifras de la ENDES Continua 2010 muestran que el 13.5% de las adolescentes ya estuvo embarazada, y de ellas, el 10.7% ya son madres, mientras que el 2.7% está embarazada por primera vez.

 

 

2000

2010

Estuvo embarazada alguna vez

13.0%

13.5%

Fuente INEI (ENDES), elaboración propia

 

En este caso, la fecundidad también está asociada al nivel de educación e ingresos y a la zona de residencia. El porcentaje mayor de embarazos adolescentes se dio en aquellas con educación primaria (33.7%), de la selva (26.2%), pertenecientes al quintil de riqueza inferior (22.4%) y del área rural (19.3%). En contraposición, el porcentaje menor de embarazos adolescentes se dio en Lima Metropolitana (10.9%), en adolescentes con educación superior (6.7%) y pertenecientes al quintil de riqueza superior (4.2%).

 

 

Fuente INEI (ENDES 2010)

 

III.   Planificación familiar

 

De las adolescentes que tuvieron relaciones sexuales en el último mes previo a la encuesta de la ENDES continua 2010, el 87.7% refirió usar actualmente cualquier tipo de método anticonceptivo. Los métodos modernos son más usados que los tradicionales (60.3% y 27.4% respectivamente) y el 12.3% afirmó no usar ninguno[7].

 

Adolescentes sexualmente activas

Cualquier método

Método moderno

Método tradicional

No usa

87.7%

60.3%

27.4%

12.3%

Fuente INEI (ENDES), elaboración propia

 

Las cifras que arrojó la Encuesta Global de Salud Escolar fueron incluso más preocupantes al afirmar que de los escolares que ya habían tenido relaciones sexuales, solo el 64% utilizó algún método anticonceptivo durante su última relación sexual, condición que determina en gran medida la posibilidad de un embarazo en esta etapa de la vida o el desarrollo de enfermedades de transmisión sexual.8

 

 

IV.  ITS – VIH/SIDA

 

Aún existe un 4.3% de adolescentes que no tiene ningún conocimiento sobre el VIH/SIDA, mientras que de las adolescentes que sí conocen o han escuchado del tema, el 8.2% no conoce ninguna forma de prevención. Por otro lado, el 27.3% conoce un método y el 60.2% conoce dos (condón masculino y reducción de parejas sexuales). [9]

 

En cuanto a las infecciones de transmisión sexual (ITS), casi la mitad (44.0%) no tiene ningún conocimiento sobre ellas y de los que conocen o han escuchado algo del tema, el 22.9% no conoce los síntomas. A pesar del gran porcentaje de adolescentes que no conoce ni las ITS ni sus síntomas, el 16.5% presentó flujo vaginal, el 1.6 llagas o granos vaginales y el 1.6% alguna ITS diagnosticada. [10]

 

En cuanto al condón como método de prevención, un alto porcentaje (97.3%) conoce de su existencia, pero existe un 3.9% que no conoce donde conseguirlo. [11]

 

Según la Encuesta Global de Salud Escolar el 7.8% de escolares tampoco conoce nada sobre el VIH/SIDA y solo el 83.3% aprendió en alguna clase cómo prevenirlo. Cabe resaltar también que el 32.4% de escolares nunca ha hablado con sus padres o tutores sobre el tema12.



1 MINISTERIO DE SALUD. Encuesta Global de Salud Escolar. Resultados – Perú 2010. Lima: MINSA, agosto de 2011, p. 47. Disponible en: www.who.int/chp/gshs/GSHS_Report_Peru_2010.pdf

2 Ídem, p. 48.

[3] INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA. Encuesta demográfica y de salud familiar (ENDES continua 2010). Informe principal. Lima: INEI, mayo del 2011, p 127-144. Disponible en:http://proyectos.inei.gob.pe/endes/endes2010/resultados/index.html

[4] Ibídem.

5 MINISTERIO DE SALUD. Ob. cit., pp. 50-52.

[6] INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA. Ob. cit., pp. 85-98.

[7] Ídem, pp. 99-125.

[8] MINISTERIO DE SALUD. Ob. cit., p. 66.

[9] INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA. Ob. cit., pp. 279-308.

[10] Ibídem.

[11] Ibídem.

12 MINISTERIO DE SALUD. Ob. cit., p. 53.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *