Mujeres que abortan tras una violación tendrían que realizar trabajo comunitario, según Nuevo Código Penal

Congreso debate hoy la reforma del Código Penal, que incluye modificaciones a las penas derivadas de la interrupción del embarazo.
Retroceso: las penas para las mujeres que abortan aumentan hasta tres años y sancionan con trabajo comunitario a las mujeres que abortan tras una violación.

Las mujeres que quedaron embarazadas de su violador serán obligadas a realizar entre 10 y 50 jornadas de trabajo comunitario según se indica en el Nuevo Código Penal, que será debatido hoy en el Pleno del Congreso de la República. Esta reforma buscará aumentar las penas para las mujeres que se practican un aborto y continuará penalizando a aquellas que lo hacen tras una violación. Esta modificación no solo castiga a una mujer que ha sido víctima de una violación, sino continúa perpetuando la maternidad forzada y condena a las víctimas a acudir a servicios de aborto inseguros a pesar de, en el 78% de los casos, son niñas y adolescentes quienes resultan afectadas.

En este sentido, para las mujeres que por decisión propia deciden interrumpir el embarazo, las penas se agravan de dos en el Código Penal actual, a tres años en el dictamen que estaría por aprobarse.

Este dictamen continua perpetuando la violencia contra las mujeres y vulnerando sus derechos, pues el aplicar una sanción “simbólica” continúa restringiendo el acceso a niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual a servicios de salud que deberían garantizar su derecho a la vida y salud.

Este dictamen desconoce recomendaciones anteriores realizadas por la Comisión Revisora del Código Penal en el 2009, así como de tratados internacionales suscritos por el Perú en cuanto a la despenalización del aborto por violación.

La aprobación de esta modificación frustraría una vez más la posibilidad de las mujeres a decidir sobre sus vidas, luego de ser archivado por la comisión de justicia y derechos humanos y la comisión de constitución la iniciativa ciudadana que despenalizaba el aborto en casos de violación sexual.

Promsex solicita a las y los congresistas que el nuevo Código Penal sea un código que, en vez de criminalizar a las mujeres, garantice sus derechos a la vida, salud e integridad y reconozca así la realidad que viven miles de mujeres peruanas hoy en día.

Contacto de prensa:
Milagros Brugman
4478668 anexo 116

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *