Foto tomada de http://peru21.pe/

Susana Chávez “Tema del aborto estará en la agenda electoral”

“Despenalizar el aborto busca el acceso a atención en salud; es una forma de reconocer que, cuando una mujer ha sido víctima de violación sexual, también ha sido víctima del sistema que no la protegió”, afirma.

Susana Chávez, directora del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), confía en que la propuesta de despenalización del aborto para víctimas de violación sexual figurará en la agenda de la próxima campaña electoral. Estas son sus opiniones.

*¿Cómo recibe el archivamiento del proyecto que despenaliza el aborto en caso de violación sexual? *
Como una constatación más de que ven a nuestra sociedad como una sociedad violenta, porque dan argumentaciones basadas en prejuicios, en una desconfianza profunda de la conducta ética de las mujeres. Alguien, incluso, se atrevió a decir que no había violación sexual dentro del matrimonio, cuando eso está absolutamente reconocido por la ley. El tema es bastante sensible y polémico porque hay un tema de origen, que es creer que las mujeres están hechas solamente para la maternidad.

Pero esas apreciaciones van de la mano con prejuicios de carácter religioso. Quienes se opusieron al proyecto fueron, en su mayoría, congresistas evangélicos o muy cercanos a la Iglesia Católica…
O gente acomodada que cree que esa es una mejor postura para ubicarse cerca de los próximos votos.

¿Este tema formará parte de la agenda electoral?
Estará, estoy totalmente segura, como lo estará el matrimonio de personas del mismo sexo. Hace 10 años jamás hubiéramos imaginado que estos temas estarían en la agenda electoral. Ya antes hemos tenido la anticoncepción oral de emergencia; todos los candidatos opinaron, pero se permitió que el Tribunal Constitucional lo negara. Aquí se mueven otras agendas de poder, de alianzas con organizaciones religiosas; es una agenda muy política que no solo tiene que ver con el espontaneísmo de decir ‘defiendo la vida’.

¿Qué buscaba este proyecto para las víctimas de violación sexual?
Que el Estado pusiera atención en ellas, porque hasta ahora el peso está en la persecución del delito. Queremos incrementar las penas, que se persiga a los agresores, pero hay un vacío tremendo: ¿quién atiende a las víctimas? El proyecto buscaba acceso a atención en salud, psicológica y legal; es una forma de reconocer que, cuando una mujer ha sido víctima de violación, también ha sido víctima del sistema que no la protegió.

En ese contexto, ¿cuál es la responsabilidad del Estado?
Su responsabilidad estuvo en proveer la educación, porque muchas violaciones ocurren en el seno del hogar. Por lo menos el 70% son actos producidos por el entorno cercano de la víctima. Ese es el drama de la violación sexual.

Los detractores de la propuesta argumentan que el derecho a la vida rige desde la concepción y no desde el nacimiento de la criatura.
Es una interpretación antojadiza porque, si bien es cierto que el marco legal reconoce la vida desde la concepción y el derecho que tiene el concebido en lo que le favorece, no dice que este derecho debe estar por encima del derecho de la mujer ni que ella deba ser expuesta a un embarazo forzado.

¿Qué harán ahora que la iniciativa ha sufrido un nuevo revés, antes en la Comisión de Justicia y ahora en la Comisión de Constitución?
Continuaremos, porque nos corresponde que se siga informando. Vamos a seguir trabajando en prevención de la violación sexual, cosa que no hacen ellos (los congresistas), y a seguir investigando mecanismos para intervenir oportunamente, para que ninguna mujer tenga que sufrir violación sexual y ser obligada tortuosamente a un embarazo que no desea de su padre, hermano u otro familiar cercano.

¿Advierte oportunismo político al haberse puesto a debate el tema en una coyuntura preelectoral y casi en las postrimerías de este gobierno?
Sin duda.

El nacionalismo ha apoyado el proyecto, pero lo pone en una coyuntura complicada.
Bastante tardía, cuando este fue un compromiso de campaña. Hacerlo en el último año y, además, obligarnos a los ciudadanos a presentar una propuesta recogiendo más de 60 mil firmas… eso no ha sido un esfuerzo de este gobierno. Lo que tuvo que hacer este gobierno es presentar un proyecto con sus congresistas.

Pero no hubo proyecto y el mismo presidente no tuvo, aparentemente, voluntad para abordar este tema.
Eso es parte de lo que tendrá que rendir cuentas (Ollanta Humala) en el cumplimiento de su programa de gobierno. (…) El tema va a estar en la agenda electoral porque hay un tema de justicia y porque también hay una demanda ciudadana.

El tema es si quien lo propone y sale elegido, como ocurrió con Humala, cumple su promesa o cede a presiones.
Seguiremos denunciando ante espacios internacionales y trabajando con los medios para que transmitan información, generando opinión pública. Es el único marco que nos da la democracia. No tenemos otro y no queremos tener otro.

¿Qué decirles a las víctimas? Ni usted ni yo podemos saber lo que siente una mujer violada frente a un embarazo.
No, pero que ella sepa que nosotros no le fallamos, que le fallaron los congresistas que se opusieron a este proyecto.

AUTOFICHA

■ “Soy maestra en Salud Pública graduada en la Universidad Cayetano Heredia, obstetriz graduada de la Universidad de San Marcos, y especialista en salud sexual y reproductiva, y políticas públicas. Además, soy directora de la organización no gubernamental Promsex”.

■ “Promsex es una ONG que lucha por los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas. Somos una organización de identidad feminista que trabaja en los derechos de las personas por su orientación y diversidad de género”.

■ “En Promsex tenemos en agenda el tema de la prevención de la violencia sexual. Hay un punto cero, mostrado con evidencias, si se previene entre niñas entre los 8 y 9 años y los 12 años. Si ahí se concentrara el Estado, podríamos hablar de violaciones evitadas”.

Por Patricia Quispe V. (pquispe@peru21.com)

Tomado de http://peru21.pe/

#Promsex

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *