publicaciones

Interrupción terapéutica del embarazo por causales de salud

Se estima que en el Perú existen a la fecha cerca de 400,000 abortos inducido por año, entre los cuales habría un número importante por razones de salud, que los especialistas calculan entre 1 y 2% del total de embarazos.

Estamos segurxs que el presente trabajo contribuirá a sensibilizar a los profesionales de la salud y a las autoridades del Sector sobre la necesidad de contar con normas claras sobre los procesos que aseguren el cumplimiento de lo que establece la ley para cautelar la vida de las mujeres gestantes que se encuentran en situación de riesgo elevado de muerte materna indirecta como consecuencia de graves problemas médicos u obstétricos.

Apuntes para la acción: El derecho de las mujeres a un aborto legal

Cada vez hay mayor consenso en que el aborto es un problema de salud pública y de derechos humanos, cuyo antecedente inmediato son los embarazos no deseados. Un punto de partida para esta discusión es el reconocimiento de que los embarazos no deseados tienen a su base un conjunto de factores, cuya responsabilidad no se puede reducir sólo al comportamiento de mujeres como individuos, sino a la manera como la sociedad se organiza y ofrece oportunidades a cada uno de sus integrantes, a fin de que puedan adoptar sus propias decisiones en torno al ejercicio de sus derechos reproductivos.

Una de las constataciones que se evidencia es que los embarazos no deseados van a estar más presentes en aquellas sociedades que toleran las relaciones inequitativas de género y que tienen una alta tolerancia a las distintas discriminaciones: edad, clase, etnia, nivel socioeconómico, entre otras. Éstas se expresan en la vida cotidiana en la falta de acceso a servicios, en las relaciones de pareja caracterizadas por la dominación y la violencia, así como en las escasas oportunidades de las mujeres para tomar decisiones y acciones acerca de su propio cuerpo, sexualidad y fecundidad.

Aborto Terapéutico desde los Servicios de Salud

Negar la existencia del aborto terapéutico en los servicios de salud es silenciar una parte clave de la obstetricia, pues su atención es mucho más frecuente de lo que las cifras revelan. Es sabido que muchas veces en los hospitales se enmascara la interrupción legal del embarazo y se le registra bajo otra definición, porque al parecer resulta más cómodo mantener esta realidad en el limbo, que enfrentarla como un problema que afecta cotidianamente a las mujeres de nuestro país.

Tenemos la seguridad de que la mayor parte de los médicos y médicas, especialmente las(os) gineco-obstetras, ponen al servicio de las mujeres lo mejor de sus conocimientos y eso permite salvar vidas. En ese sentido, esta publicación se orienta a dar soporte a esta voluntad y compromiso, y a promover un espacio de diálogo, en donde mujeres y proveedores de salud logren apropiarse de sus derechos elementales, más aún cuando éstos están reconocidos por las leyes nacionales, como es el caso del aborto  terapéutico en el Perú.

Conocimientos, actitudes y prácticas de médicos ginecoobstetras peruanos en relación al aborto.

¿Qué debe hacer un médico o médica cuando a la octava semana de una gestación, descubre por ecografía que el producto no tiene calota, es decir, es anencefálico y que, sin sombra de duda, va a fallecer minutos u horas después del nacimiento, ya que, por lo que sabemos, no hay un caso en el mundo en que haya sobrevivido?

El presente estudio es como una radiografía del sentir de los médicos ginecoobstetras del Perú; esperamos que sirva como estímulo para encontrar una solución humana, científica y legal al problema del aborto inducido complicado en nuestro país.

Lo que debes saber sobre tu derecho al aborto terapeutico | Guía amigable

La decisión de continuar con una gestación, o interrumpirla, no resulta sencilla para las mujeres. Pero cuando un embarazo pone en riesgo la vida, o puede causar problemas graves en la salud de las mujeres, ellas tienen el derecho a solicitar una interrupción legal del embarazo. Eso, en el Perú, se llama aborto terapéutico.

Apuntes para la Acción: El derecho al aborto legal

En nuestro país es legal el aborto que se realiza cuando es el único medio para salvar la vida de la mujer o para evitar un mal grave y permanente en su salud. Sin embargo, a pesar de esta disposición legal, los establecimientos de salud públicos no suelen brindar atención a las mujeres en estos casos, lo que conlleva que muchas de ellas terminen engrosando las cifras del aborto clandestino, que actualmente se estima en 410,000 al año, y enfrenten penosas consecuencias para su salud.

Este material se encuentra dirigido a las y los profesionales de salud y busca ser un aporte para que la atención de aquellas mujeres que necesitan interrumpir su embarazo por motivos de salud, se encuentre enmarcada en estándares de calidad y respeto de sus derechos humanos.

Un derecho negado, una responsabilidad eludida. Comportamiento del estado peruano frente al aborto terapéutico.

Desde 1924 en que el Código Penal admitió la interrupción del embarazo en casos en que la vida de la gestante estuviera en riesgo o si su salud pueda sufrir un daño grave y permanente, ha habido un largo silencio en torno a este tema.

La falta de dispositivos que precisen los alcances de la norma limitó el derecho de muchas mujeres a acceder al aborto legal para proteger su vida y su salud, y restringieron a los médicos la posibilidad de desarrollar una práctica sanitaria necesaria, acorde con sus obligaciones y los principios de la ética médica y los derechos humanos.

De allí que la reglamentación del aborto terapéutico haya sido para diferentes organizaciones que promueven los derechos sexuales y los derechos reproductivos de la población, una apuesta que ha demandado una larga lucha.

Este documento recoge el camino recorrido por las referidas organizaciones ciudadanas, entre las que se encuentran también actores relacionados con la provisión de los servicios públicos de salud.

Artículo 30, análisis de constitucionalidad de la ley general de salud sobre la obligación de médicos y médicas de denunciar

El artículo 30 plantea un conflicto entre bienes protegidos jurídicamente: por un lado, el derecho y/o deber del secreto profesional de médicos, médicas y pacientes, así como los derechos a la intimidad, libertad, vida y salud de las personas que acuden a los servicios médicos; por otro, el deber de colaborar con la justicia a través de la denuncia de indicios de la comisión de un delito.

Las y los médicos no son ajenos a este conflicto. En Promsex hemos advertido el malestar de profesionales de la salud contra el referido dispositivo legal. En una serie de reuniones y talleres de promoción de derechos sexuales y reproductivos han expresado que vulnera su derecho constitucional a guardar el secreto profesional.

En consideración a este conjunto de reclamaciones y con la convicción de que el aborto en el Perú se encuentra asociado a situaciones de discriminación y pobreza que afectan de manera particular a las mujeres, y entre ellas a las que pertenecen a sectores sociales y económicos más desfavorecidos, presentamos este análisis sobre la constitucionalidad del artículo 30° de la Ley General de Salud.

Esperamos que, a partir del mismo, se puedan adoptar acciones destinadas a garantizar el respeto de los derechos que pudieren resultar afectados por la vigencia de esa norma.