19 Octubre 2011

Entrado el siglo XXI el Perú sigue afrontando la persistencia de la discriminación en diversos ámbitos de las relaciones sociales. Si bien en las últimas décadas se han logrado avances relevantes en el reconocimiento y respeto hacia la diversidad cultural en sus distintas facetas, esto no ha sido sufi ciente como para sostener que la ruta hacia una sociedad igualitaria y libre está consolidada.

Ciertas manifestaciones de nuestra cultura como la culinaria, la fusión musical, la multiplicación de medios alternativos, el fortalecimiento de redes y colectivos de defensa y promoción de derechos y libertades, son una cara de la moneda, la cara que mira hacia el futuro. Esas expresiones han suscitado la reacción de ciertos sectores que conciben nuestra sociedad como un conjunto de cotos cerrados, que aparentemente se muestran permeables a la diversidad, pero una vez confrontados con la realidad se escudan desde acciones discriminatorias.

Las recientes elecciones presidenciales demostraron que la persistencia de imaginarios y creencias excluyentes sigue arraigada en amplios sectores sociales; desde medios de comunicación de llegada nacional hasta las redes sociales virtuales, dejaron aflorar sin atenuante el lastre que traslada al otro una serie de prejuicios contenidos. No fue casual que la campaña electoral calentara motores cuando ingresaron al debate los derechos de la diversidad sexual y el aborto en determinadas circunstancias.

Los objetivos de PROMSEX y del Movimiento Manuela Ramos al desarrollar una alianza estratégica que ha permitido contar con la presente encuesta, han sido: incidir en la agenda pública con un estudio cuantitativo que permita conocer las opiniones y percepciones acerca de temas vinculados a la sexualidad en nuestra sociedad; asimismo, identificar oportunidades y retos para la intervención y trabajo de la alianza y de distintas organizaciones locales, en las áreas relacionadas a estos temas para así mejorar las relaciones y percepciones de la población al respecto.

En este contexto, la presente encuesta elaborada por la empresa con mayor credibilidad en este campo, Ipsos APOYO – Opinión y Mercado, y analizada por especialistas en cada uno de sus temas, es de gran utilidad para entender el país hoy en relación a la sexualidad, la reproducción y las desigualdades de género, que son las bases sobre las que se apoya en buena medida la construcción de imaginarios excluyentes. Ello se reproduce también por la ambigua actitud del Estado frente a la influencia de sectores ultra conservadores de ciertas religiones, que siguen incidiendo en la aplicación de políticas públicas, que resultan alejadas de lo que la ciudadanía realmente piensa o demanda.