Promsex contra la trata de personas

En el marco del Día Nacional contra la Trata de Personas, manifestamos nuestra preocupación por los escasos esfuerzos para abordar este problema de manera integral poniendo en el centro de la actuación estatal a las víctimas y a la prevención del delito. Desde PROMSEX, concebimos la trata como una forma de violencia basada en género y una afectación de los derechos humanos. Por ello, exigimos un compromiso público firme para prevenir y erradicar este delito, con el objetivo que se garantice el bienestar integral y los derechos de las víctimas, especialmente niñas, adolescentes, mujeres y personas LGBTI.

En el marco del Día Nacional contra la Trata de Personas demandamos a las instituciones públicas de nuestro país tomar las siguientes medidas:

  • Reforzar el marco normativo con la aprobación de una ley integral para la prevención y atención de la trata de personas. De igual manera, implementar adecuadamente el Plan Nacional contra la Trata de Personas 2017-2021, así como los planes regionales aprobados en esta materia, incluyendo las asignaciones presupuestarias respectivas y las medidas de coordinación interinstitucional necesarias. Es importante que este marco normativo considere los enfoques de interculturalidad, derechos humanos e igualdad de género.
  • Mejorar la coordinación interinstitucional (Estado, gobiernos regionales y municipalidades provinciales y distritales) e intersectorial (salud, educación, entre otras) en el abordaje de la prevención de la trata de personas y la atención integral de sus víctimas. Para ello, es imprescindible contar con la implicación y el compromiso de las distintas instituciones públicas que poseen competencias en estos ámbitos.
  • Mejorar la atención a las víctimas de trata a través de capacitaciones dirigidas a las personas encargadas de los servicios. Resulta necesario enfocar estos servicios en responder a las necesidades de las víctimas- alojamiento, resocialización, acompañamiento emocional, entre otras-, a su protección y a la garantía de sus derechos, con una perspectiva de abordaje a largo plazo, que evite su retorno a las redes de trata.
  • Orientar el proceso de atención de las víctimas a la restauración de sus derechos y el acceso a los servicios que requieran para su adecuada recuperación. Garantizar, asimismo, el acceso a la justicia para las víctimas, en su mayoría mujeres y niñas, erradicando los estereotipos de género que las revictimizan y violentan en los procesos judiciales. Asegurar, finalmente, investigaciones efectivas para acabar con la impunidad de este delito complejo y cambiante.
  • Después de operativos recientes como la Operación Mercurio en la región de Madre de Dios, es imprescindible contar con información pública sobre los alcances, logros y desafíos que se tienen con relación a los nuevos espacios, rutas y procesos en los que se asienta la trata de personas. Asimismo, resulta necesario conocer las medidas adoptadas para garantizar la seguridad a las víctimas que se han logrado rescatar.
  • Fortalecer los espacios de articulación y concertación entre las instituciones públicas y la sociedad civil organizada para impulsar y promover acciones consensuadas de prevención de la trata de personas y de abordaje integral de sus causas en todos los niveles de actuación estatal.
  • Visibilizar y problematizar el fenómeno en la ciudadanía para que se reconozcan los medios de captación, el funcionamiento de las redes de trata, los factores de riesgo y los medios de denuncia disponibles con el objetivo de ampliar las acciones de prevención de este fenómeno.

 

#ConLaTrataNoHayTrato

Lima, 23 de septiembre de 2019.

Comunicaciones PROMSEX

Prensa: 447-8668 anexo 118