Sin autonomía no hay Defensoría: Un Defensor que vele por derechos sexuales y reproductivos

Durante las últimas semanas, el Congreso viene discutiendo la elección del próximo Defensor del Pueblo. Esta elección resulta clave para seguir resguardando el ejercicio de derechos de todas las personas. Desde Promsex destacamos el rol que ha tenido la Defensoría del Pueblo e instamos a que esta elección sea transparente y pensando en las poblaciones más vulnerables:

 

  •  La Defensoría del Pueblo, como organismo autónomo e independiente, cumple un papel importante en la defensa de los derechos fundamentales de las personas, en la fiscalización de la gestión del Estado, y en la atención a casos de vulneración de derechos humanos.
  • La Defensoría del Pueblo ha participado y aportado en la vigilancia y garantía de los derechos sexuales y reproductivos, tal como demuestra el papel que tuvo esta instancia en el seguimiento al caso de esterilizaciones forzadas, la atención de las gestantes en los servicios de salud, la atención del VIH, así como la mortalidad materna. Ha sido fundamental también su rol en la reincorporación de la AOE y en la búsqueda por desterrar las desigualdades en el campo de la salud, que aun afectan a gran parte de la población.
  • La elección del Defensor del Pueblo debe ser hecha de forma pública y transparente, libre de conveniencias políticas y garantizando la autonomía del cargo, toda vez que la elección permitirá vigilar los derechos de los sectores menos favorecidos: mujeres, personas LGTBI, niños, niñas y adolescentes, poblaciones indígenas, entre otras.
  • El Congreso de la República debe evaluar de forma seria esta elección, considerando la trayectoria y experiencia de los candidatos y escogiendo el mejor perfil que asegure independencia.

Estaremos atentos y atentas, como parte de la sociedad civil organizada, a que este proceso le dé continuidad al importante trabajo que ha venido realizando la Defensoría del Pueblo a favor de la ciudadanía.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *